Vida 

La vida, no es para llevar, es para comer aquí

Recuerdo que, cuando me registré en aquel imponente Resort, me pusieron un brazalete verde manzana en mi muñeca. Me explicaron que no debía perderlo, pues, el me daría acceso a todas las instalaciones, que con él podía disfrutar de todo lo que había de esa puerta en adelante.

Y así fue. Cada día podía recorrer aquel increíble lugar y bañarme en cualquiera de sus hermosas piscinas o en el mar.
También, recuerdo que algunas personas preferían quedarse en la habitación, yo me preguntaba ¿cómo es posible que no quieran disfrutar de este regalo?
¡Si ya todo está pagado!

En aquel lugar, también tenia acceso a los diferentes restaurantes que formaban parte del complejo. Confieso que esto era la mejor parte, dado que en ellos había un surtido impresionante de comidas, postres y bebidas de lo cual, podía comer sin restricción.

Solo había una regla: Nada se podía llevar, todo era para comer ahí.

Así es la vida. Al nacer Dios nos pone un brazalete llamado “Vida”, y a través de ese, tenemos acceso a este fascinante mundo creado por él.

Pero, es tu elección, quedarte en la habitación o recorrerlo. Es tu elección, disfrutarlo. Lo mejor, es que tienes libre acceso a todo lo que el Padre Dios dispuso para ti.

Mientras tu corazón palpite, tendrás la oportunidad de disfrutar la vida, que Dios te regala. Pero al igual que aquel Resort, en este mundo aplica la misma regla: “no es para llevar, todo es para comer aquí”…

La diferencia entre un hotel y un Resort es que el primero se hizo solo para dormir y estar encerrado y el segundo para recorrerlo y disfrutarlo. ¡La vida no es un hotel! Es un Resort 5 ⭐️

Por eso, NO te quedes encerrado en la habitación de tu mente, de tus problemas, en la amargura, en el dolor o en la preocupación. Si estás respirando es porque aún tienes el brazalete…

Disfruta hoy de la naturaleza, de la compañía de tus seres queridos, de un rico postre, de un abrazo o de un beso, de una sonrisa, de un buen descanso y sobre todo disfruta Vivir!!! ¡Porque nadie vivirá por ti!

“Por eso, he descubierto que para el ser humano no hay más felicidad que disfrutar de sus obras, porque esa es su recompensa”

Bendiciones.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment