Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 15 de Febrero

Vive cada día con intensidad y pasión, el tiempo perdido no puede recuperarse, pero el presente es la oportunidad perfecta para actuar y ser mejor a los ojos de Dios. Repite en este instante: “Señor, hoy quiero ser abrazado y protegido por todo tu ser. Gracias por amarme y hacerme sentir que te preocupas por mi bienestar y estás atento a mis necesidades ¡Te amo y confío en tu protección!” Buenos días.

El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor. Amemos, pues, nosotros, porque Dios nos amó primero. 1 Juan 4,8-19

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment