Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 29 de Diciembre

A partir de este momento, deja atrás esa sombra de tristeza, levanta tu mirada al Cielo, agradece cada minuto de tu vida y aprovecha para amar y servir de corazón. Dios es tu paz y tu fuerza. ¿Problemas? ¿Angustias? ¿Preocupaciones? Sí, de seguro los vas a tener, a todos nos tocado un poco de eso. El secreto es dejarlo todo en manos de Dios y hacer tu mayor esfuerzo. Rendirse jamás. Por eso, hoy quiero decirte: “Acepta lo que venga con mucha paciencia y pide fortaleza al Señor en todo momento”. Deja de lamentarte por los errores del pasado y da un salto de fenhacia el futuro. Abre tu corazón y dale la oportunidad a Dios de transformarte por completo a través de las pruebas, pues Él en ti, puede hacer grandes cosas, incluso hasta desconocidas por ti mismo. Permítele al Dios de la renovación hacer una obra original en ti. Ten fe y no desmayes, Dios quiere que te pongas de pie, sigas luchando y no desesperes en las dificultades, pues Él camina contigo. Amén.

Es preferible una familia con rostro cansado por la entrega, a una familia con rostros maquillados, que no han sabido de ternura y compasión.

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment