Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 11 de Diciembre

Destierra de ti esa inseguridad que te mantiene atado a rutinas pesadas, áridas y amargas. Que Dios sea la brújula de tu vida. Con todas tus fuerzas, dile: “Padre amado, cambia ese corazón endurecido ya sin fuerzas y reseco que habita dentro de mí y derrámale tu poder para poder sentir tus consuelos que abrigan, cobijan, que tocan todas mis heridas, que me sanan y me sacan de estos vacíos y derrotas con las que he llenado mi alma por estar alejado del fuego vivo de tu amor. Amén”.

Dios es experto en cambiar lágrimas por sonrisas, tristezas por alegrías y problemas por BENDICIONES.

 

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment