Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 31 de Julio

Agradece este precioso día que Dios te regala y pídele que te bendiga con su amor para que siempre estés alegre y feliz. Dile en silencio y con fe: “Oh Dios, confieso que sólo tú eres mi fortaleza, mi refugio, mi consuelo y mi salvación. Te pido que vengas a mi vida gris y la pintes de colores. Ven y bendice a todos los míos, a los que quiero y que están luchando en esta hora difícil. Estoy seguro que hoy me llenarás con tu fuerza y tu poder para que ningún problema parezca difícil de vencer. Envíanos hoy tu gracia para salir adelante y podamos ver tu sueño realizado en nosotros. Gracias, mi Señor.” Que tengas un día lleno del amor y la bendición de Dios.

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Deja un comentario

diecisiete − 5 =