Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 01 de Octubre

¿Creemos sin dudas? ¿Cuando oramos, creemos que recibiremos las cosas que pedimos? Esto no es tan fácil.
La capacidad de creer sin dudar solo se alcanza tras muchos fracasos y muchas pruebas de fe. Nuestro Señor sitúa la confianza como el fundamento mismo de la oración. El trasfondo de la oración es la confianza. Todo el propósito del ministerio y la obra de Cristo dependían de la absoluta confianza en Su Padre. El centro de la confianza es Dios. Montañas de dificultades y otros obstáculos a la oración son removidos del camino por la confianza y su fuerte seguidora: la fe.

Padre mío, creo en tu hijo Jesucristo, creo en su testimonio y sé que me amas, por eso confío en que darás tu gracia para que esta oración me lleve a crecer en la fe y en la esperanza para así poder, también, corresponder a tu amor, amando a los demás. PAZ Y BIEN.
Bendecido mes de octubre.

 

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Deja un comentario

doce + 2 =