fbpx
Familia 

¿Por qué se debe amar a los abuelos?

Unos son estrictos, otros muy consentidores. Unos son viejos, otros más jóvenes, pero todos, abuelos y abuelas, son fundamentales en el crecimiento emocional de sus nietos. No existen sustitutos de los padres, pero lo que definitivamente se acerca más al amor por los hijos, son los abuelos.

La protección, el cariño que demuestran y el amor incondicional de los abuelos es incomparable. Sus historias son tesoros puestos en palabras que nos dan a las generaciones más jóvenes un sentido de identidad. Grandes beneficios. Algunos de los beneficios que nos da la convivencia con los abuelos son:
Para un niño, sus abuelos son la base de su historia personal.

Todo ser humano tiene la curiosidad de conocer sus raíces, su historia, de dónde viene, y los abuelos representan esa parte de su pasado que forma parte de su vida. No hay como los abuelos para ayudar a cuidar a los nietos. Que mejor que sangre de su sangre para encargarse de los pequeños cuando la madre y el padre no pueden hacerlo. Los abuelos son magníficos compañeros de juego. Los niños a través del juego, aprenden a relacionarse, a convivir, a pensar, a respetar reglas, a esperar su turno (paciencia). El juego une, entretiene y divierte. Los niños encuentran en los abuelos los compañeros ideales por el tiempo que pueden dedicarle, la paciencia y sabiduría para enseñar y el cuidado que tendrán con los niños precisamente por el amor que les tienen.

Los abuelos son paternidad con experiencia. Gracias a los años de vivencias y experiencias personales, los abuelos nos aventajan en sabiduría, por lo que debemos aprovecharla y aprender de ellos.
Los abuelos son los mejores confidentes y consejeros. Los niños ven en ellos las personas con quienes pueden platicar de esos temas que, según los niños, sus padres no entenderían. Los abuelos, gracias a los años que han vivido y a su experiencia con sus propios hijos, saben ponerse «al nivel» de los niños y explicarles los temas de forma sencilla y entretenida. Y con los adolescentes, pueden platicar de temas que con sus padres se avergonzarían tratar, lo que da a los abuelos una importancia trascendente en la educación de sus hijos.

Los abuelos son excelentes intermediarios entre padre e hijo cuando se presenta algún conflicto. No sólo se benefician los nietos de la relación con sus abuelos, pues también éstos le dan un nuevo sentido a su vida, no sólo por la continuidad de la familia, sino porque será como revivir esa época cuando ellos eran padres, sólo que sin el trabajo que éste conlleva por lo que es más fácil de disfrutarlos.

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Deja un comentario