Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 26 de Septiembre

Cuando la vida te ponga con la cara contra el suelo, la fe te animará a mirar al cielo. No te preocupes más, sólo pídele a tu Padre que está en el cielo que te llene de su paz y de su amor, que serene tu corazón y que no permita que nada lo descontrole. Él es tu fuerza y tu escudo, en Él debe reposar tu corazón. Sólo de Él recibes la asistencia divina para sobrellevar cualquier situación difícil y al depositar todas tus necesidades en sus manos, recibirás su ayuda y bendición. Repite con fe “Bueno es el Señor; es refugio en el día de la angustia, y protector de los que en él confían”

SEÑOR, te entrego todas mis batallas este día, para que con Tu favor me cuides, me protejas y me ayudes a salir victorioso. En el nombre de Jesús, Amén.

 

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment