Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 24 de Agosto

No vivas en el miedo ni ahogado en preocupaciones, no te quejes, no reproches nada; al contrario, comienza por aferrarte más al amor de Dios, a enamorarte más de Él. Saldrás victorioso de ésta como has salido de muchas otras situaciones oscuras que te han querido robar la paz, y todo con la ayuda fiel de Dios, con su apoyo incondicional. Que el poder de la Luz de Dios impregne todos tus días, que cada destello de su fuente luminosa penetre esas preocupaciones inútiles arraigadas en tu ser y las desvanezcas. Abre tu corazón en este momento, invoca al Señor tu Dios y haz tuyas las palabras del salmista: “Yo soy un pobre desdichado, Dios mío, que tu ayuda me proteja”. (Salmo 69,30) No te desanimes ante nada, no permitas que los miedos se apoderen de ti. Deja que Dios derrame su amor sobre tu corazón. Con su asistencia divina todo lo podrás ¡Ánimo! Amén.

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment