fbpx
Familia 

8 roles que deberías asumir en la crianza de tus hijos

Sabemos que no hay una única fórmula para educar a los hijos, y que la intuición, el sentido común y el amor de padres, son factores de gran importancia; sin embargo, ser padres también es un aprendizaje y podemos prepararnos como lo hacemos para nuestros demás roles. Así que por eso te compartimos este artículo publicado en Semana.com, el cual habla de 8 roles que los padres debemos asumir en la crianza de los hijos. 

Ronald Ferguson, autor del libro ‘La fórmula: Desbloqueo de los secretos para criar niños altamente exitosos’ , además investigador y economista, realizó una investigación junto al periodista Tatsha Robertson para establecer qué estilos de crianza inciden en el éxito de los niños. Entrevistaron a estudiantes de Harvard y a sus padres. También incluyeron perfiles de padres que habían logrado tener hijos exitosos a temprana de edad: como el funcionario electo estatal más joven del país y la madre de los CEOs de YouTube y la compañía de genética 23andMe. 

“Queríamos estudiar los recuerdos de los padres no solo para establecer lo que habían planeado, sino también sus intenciones como padres y lo que los llevó a tener esas intenciones. En cuanto a su crianza, Tatsha y yo hicimos muchas entrevistas bastante abiertas con muchos adultos jóvenes y sus padres, y nos preguntábamos qué ocurría una y otra vez”, le explica Ferguson a The Harvard Gazette

Así surgieron los ocho roles que presentaron como una fórmula para la crianza de los hijos, pues se repetían en muchos padres que tenían hijos exitosos. 

1. Compañero de aprendizaje temprano

Antes de iniciar la escuela, los padres deben incentivar el aprendizaje a una edad temprana sin extralimitarse. La mayoría de los jóvenes que entrevistaron podían leer palabras básicas cuando empezaban el jardín de infancia. Algunos de ellos describieron lo que llamamos el «efecto de inicio temprano», que ocurrió cuando su maestra de jardín se entusiasmó con el hecho de que podían leer y les gustó la forma en que se sentían.

2. El ingeniero de vuelo

El padre se asegura que el entorno en el que crece su hijo le proporciona lo que necesita. Por ejemplo, el ingeniero de vuelo supervisa que el niño está obteniendo lo que necesita de la escuela e intervendrá, si es necesario, para obtenerlo.

3. El reparador 

Al asumir este rol, el padre se asegura de que no se pierda una gran oportunidad, ni siquiera por falta de recursos. Los padres podrían estar viviendo en la pobreza, pero si ven una oportunidad que consideran esencial para el éxito de sus hijos en la escuela o en la vida, están dispuestos a caminar por las paredes para obtenerla.

4. El revelador

Mostrar a los niños las maravillas del mundo en un museo, en la biblioteca pública, en un parque, en los lugares para conocer a personas que los padres quieren que el niño sepa. Actividades que no necesita mayor presupuesto y por el contrario enriquecen las experiencias y ayudan a fomentar la curiosidad.  

5. El filósofo 

Al asumir este rol, los padres ayudan a sus hijos a encontrar un propósito. Si los niños de 3 años hacen preguntas profundas, los padres filósofos no evaden esas preguntas; tratan de responder de una manera que se agrega a la comprensión de la vida del niño.

6. El modelo

Los valores, las creencias, las actitudes que todo padre que su hijo emule, son las que el padre debe transmitir.   

7. El negociador 

De acuerdo con Ferguson es el padre que enseña a un niño a ser respetuoso, pero también a cómo abogar por sí mismo, y los entrena sobre cómo defender sus intereses y tratar con las personas que ejercen el poder y la autoridad.

8. El GPS

El padre guía, es la voz de los padres en la cabeza del niño después de que el niño ha salido de casa, entrenando al joven adulto a través de nuevas situaciones en la vida.

Lo ideal es asumir estos 8 roles desde el principio. Sin embargo, para las personas que tienen hijos mayores, Ferguson recomienda que los padres sintonicen con sus hijos y se conviertan casi en estudiantes de sus hijos para descubrir cómo ayudarlos a ser seres humanos plenamente realizados. 

“No solo es pasar tiempo con ellos, sino que intencionalmente, incluso estratégicamente, hacer cosas como tener una conversación consecuente en el momento adecuado o llevar al niño a visitar algunos lugares que van a ampliar la comprensión del niño o entrenarlo sobre cómo negociar algunos desafíos que enfrentan en la escuela o fuera del hogar”, concluyó.

Fuente LaFamilia.info

POST RELACIONADOS

Deja un comentario