Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 23 de Febrero

No te detengas por los fracasos temporales que van llegando a tu vida, asúmelos como trampolines que te catapultan hacia tu verdadera meta. Confía en Dios y trabaja duro, es la mejor combinación para alcanzar tus logros con solidez. Recibe ahora todo el amor de Dios en tu corazón y siente que te anima a vivir este día con todas las ganas.
¡Buenos días!

“Yo soy un pobre desdichado, Dios mío, que tu ayuda me proteja” (Salmo 69,30). No te desanimes ante nada. Con la asistencia divina de Dios todo lo puedes ¡Ánimo!

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Deja un comentario