Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 14 de Enero

Pídele a Dios que te proteja y que nada ni nadie te pueda perturbar. Dios nunca se irá, y aunque el mal se asome, contarás con la sombra del Todopoderoso que disipa toda oscuridad. Ante las dificultades: confía, mantén la fuerza y las ganas de luchar. Aunque no la notes, la mano de Dios está ahí, esperando a que extiendas la tuya y hacerte saber que ¡NUNCA SALDRÁS DERROTADO!

La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. Juan 14,27.
Buenos días.

Alabado sea Dios.
Laus Deo

POST RELACIONADOS

Deja un comentario