Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 09 de Enero

Señor Jesús, que grandes son tus obras con las que inundas nuestro existir. Tus prodigios son infinitos en mi vida: quiero recordarlos siempre, pero sobrepasan mi capacidad. Ayúdame a entender que soy un administrador de tus bienes y que no puedo desperdiciar cada gracia que me das. ¡Ayúdame a cambiar! Limpia este corazón de la pereza espiritual y transfórmalo en uno nuevo que te ame con gran pasión y que su dirección siempre apunte hacia tu amor y tu perdón. Amén

Como no creer en Dios, si Él me acaba de regalar una mañana resplandeciente, otra oportunidad de vivir y las ganas de luchar por conseguir mis sueños.

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Deja un comentario