Fe 

Liturgia Cuarto Domingo de Adviento

“Visítanos Señor, con tu paz, para que nos alegremos delante de Ti de todo corazón”.

LECTURAS DEL DÍA:

  • Primera lectura: Miqueas 5,1-4
  • Salmo responsorial: Salmo 79
  • Segunda lectura: Hebreos 10,5-10
  • Evangelio: Lucas 1, 39-45

 

 

La persona designada encenderá las velas de color azul, morado, rosado y rojo.

TODOS: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

BENDICIÓN DE LA CORONA

Te pedimos Señor, que como familia que somos, nos ilumines con tu luz y nos guíes con tu amor, para que nosotros, al igual que esta corona, podamos ser velas encendidas y que por medio de nuestras acciones, actitudes y servicios, iluminemos a todas las personas que nos rodean y al mismo tiempo que nos llenemos de la luz que ellas irradian.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos, Amén.

  • Monición Ambiental

La Iglesia exhorta a las familias a que vivamos en perdón, amor y esperanza; preparándonos a recibir el año que viene con  gozo y paz en los corazones y con la convicción de tener una verdadera conversión.

  • Responsorio

Escucharé las palabras del Señor.
TODOS: Escucharé las palabras del Señor.

Escucharé las palabras del Señor, palabras de paz para su pueblo santo y para los que se convierten de corazón.
TODOS: Escucharé las palabras del Señor.

La misericordia y la verdad se encontraron, la justicia y la paz se besaron, la fidelidad brotó de la tierra y la justicia vino del cielo.

TODOS: Escucharé las palabras del Señor.

  • Monición de la Lectura

Jesús en esta lectura nos pide que no guardemos rencor, que perdonemos, para que vivamos en paz, que nos pongamos en sus manos, pues la paz que Él nos  brinda  hará  que  nuestros  corazones  se alimenten de mansedumbre y reconciliación con Él.

  • Lectura

(Juan 14,27 . 16,33)
“Les dejo la paz, les doy mi paz. La paz que yo les doy no es como la que da el mundo. Que no haya en  ustedes ni angustia  ni  miedo.  Se  los  he  dicho para que tengan paz en mí. Ustedes encuentran persecuciones en el mundo, pero ¡Sean Valientes! Yo he vencido al mundo”.
Palabra del Señor.
TODOS: Gloria a ti, Señor Jesús.

  • Reflexión y Plática sobre Paz y Comprensión
  1. ¿Cómo podemos ser creadores de paz dentro de nuestros hogares, el trabajo, los vecinos, los amigos?
  2. ¿Cómo podemos llevar paz a las personas que lo necesitan?
  • Oración Comunal

Acepta Señor, con bondad, las plegarias de todos nosotros y haz que lo que cada uno ofrece en tu honor, ayude a la salvación de todos.

  1. Por toda la humanidad y, en especial por las familias  que    estamos        aquí,  para                    que caminemos por sendas de justicia y ayudemos a  consolidar  las  bases  para  crear  una  paz verdadera y duradera.
    Roguemos al Señor.
    TODOS: Te rogamos Señor, óyenos.
  2. Por  los  que  celebremos  este  domingo,  este acto  de  fe,  para  que  aumenten  entre nosotros los lazos de unión y reconciliación y nos  sintamos  responsables  los  unos  de  los otros.
    Roguemos al Señor.
    TODOS: Te rogamos Señor, óyenos.
  3. Por el Papa, los obispos, los sacerdotes y por todo el pueblo santo de Dios, para que anunciemos sin cesar la buena nueva del Evangelio.
    Roguemos al Señor.
    TODOS: Te rogamos Señor, óyenos.
  4. Por nosotros, nuestras familias y por nuestros amigos, para que sepamos ser los servidores de los demás y consigamos un corazón humilde y sencillo.
    Roguemos al Señor.
    TODOS: Te rogamos Señor, óyenos.
  • Compromiso Familiar y Personal

Cada uno, por orden, tomará una pajita y de preferencia en voz alta, hará su compromiso con el Señor y como símbolo y representación de su promesa, depositará la pajita en el centro de la corona o de preferencia en el pesebre, así le vamos haciendo su camita de promesas al Niño Jesús, para que repose en ellas cuando nazca.
El compromiso puede ser el de aumentar la paz entre todos, comprender a los demás, buscar las mejores  soluciones  a  los  problemas,  tener paciencia.

Ahora encenderá su velita con la luz de la vela azul de la corona. Esta permanecerá encendida hasta que todos hayan pasado, luego todos juntos rezamos: Padre nuestro, el Ave María y Gloria.

Apagamos nuestras velitas personales y nos damos un abrazo de paz.

  • Oración Final

Señor y Dios nuestro, Tú que nos has dado en la Sagrada Familia de tu Hijo, el modelo perfecto para nuestras familias, concédenos que podamos practicar la paz, la comprensión, el respeto y la caridad entre nosotros y estar unidos por los lazos de tu amor.
Por Jesucristo Nuestro Señor.
AMÉN.

Laus Deo
Alabado sea Dios

POST RELACIONADOS