Evangelio 

Evangelio del día Martes 16 de Octubre

Martes de la vigésima octava semana del tiempo ordinario.

Santo del día: Santa Margarita María Alacoque.

 

† Lectura del santo Evangelio según San Lucas 11, 37-41.

Cuando terminó de hablar, un fariseo lo invitó a cenar a su casa. Jesús entró y se sentó a la mesa.
El fariseo se extrañó de que no se lavara antes de comer.
Pero el Señor le dijo: “¡Así son ustedes, los fariseos! Purifican por fuera la copa y el plato, y por dentro están llenos de voracidad y perfidia.
¡Insensatos! El que hizo lo de afuera, ¿no hizo también lo de adentro?
Den más bien como limosna lo que tienen y todo será puro.

Palabra del Señor.
Gloria a ti Señor, Jesús.

 

Reflexión del Papa Francisco

La suciedad del corazón no se quita como se quita una mancha: vamos a la tintorería y salimos limpios… Se quita con el hacer, tomando un camino distinto, otro camino que no sea el del mal. Aprendan a hacer el bien. Es decir el camino del hacer el bien.

¿Cómo hago el bien? Es simple: “Busquen la justicia, socorran al oprimido, brinden justicia al huérfano, defiendan la causa de la viuda”. Recordemos que en Israel los más pobres y los más necesitados eran los huérfanos y las viudas: hagan justicia, vayan donde están las llagas de la humanidad, donde hay tanto dolor. De este modo, haciendo el bien, lavarás tu corazón».

El Señor exagera: pero es la verdad. El Señor nos da el don de su perdón. Y la promesa de un corazón lavado, es decir perdonado, viene del mismo Dios, que no lleva la cuenta de los pecados ante quien ama al prójimo.

[…] Hay quienes dicen cosas justas, pero hacen lo contrario. Todos somos astutos y siempre encontramos un camino que no es el justo, para parecer más justos de lo que somos, es el camino de la hipocresía.

Estos fingen que se convierten, pero su corazón es una mentira, ¡son mentirosos! Es una mentira…Su corazón no pertenece al Señor; pertenece al padre de todas las mentiras, a satanás. Y ésta es una santidad fingida.

Jesús prefería mil veces a los pecadores, antes que a los hipócritas. ¿Por qué? Los pecadores decían la verdad sobre ellos mismos. “Aléjate de mí Señor que soy un pecador”, lo dijo Pedro, una vez. Pero los hipócritas nunca dicen esto. (Homilía en Santa Marta, 05 de marzo de 2015)

Oración de Sanación

Señor mío, ayúdame a descubrirte hoy en lo sencillo de mi día a día, en cada situación que experimente y en cada sonrisa que comparto con los míos.

Tú le has dado sentido pleno a mi vida, me has enseñado la poderosa fuerza de tu amor manifestado en cada acto de bondad que he podido apreciar.

Quiero que tu fuerza renueve en mí el deseo de ser mejor. Líbrame de todos esos sentimientos de inseguridad y de apatía que habitan en mi corazón.

Señor, ven y sopla la fortaleza de tu Espíritu Santo sobre mí para que me ayude a creer, a seguir adelante y a ser coherente entre lo que creo y entre lo que hago.

Quiero tenerte a Ti como Pilar fundamental de mi vida, porque solo Contigo quiero construir un futuro donde pueda alcanzar la paz y el impulso para triunfar.

Dame la certeza de caminar confiado en que, tu auxilio, nunca se aparta de mí, ni me niegas tu gracia en mis combates más difíciles y peligrosos.

Ven y cúbreme con tu sombra poderosa e ilumina mis pensamientos para ser una persona decidida y dar los pasos necesarios para lograr mi felicidad.

Ven mi Dios y regálame los dones de tu Espíritu Santo para descubrir la voluntad y el plan de amor que tienes para conmigo y los míos. Amén

Propósito para hoy

Buscaré un momento a solas para hablar con Dios y pedirle conversión por todos aquellos que dicen creer en el Señor y pero no practican lo que creen, comenzando por mí

Frase de reflexión

“Mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir”.
Papa Francisco.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment