Evangelio 

Evangelio del día Lunes 13 de Agosto

Lunes de la decimonovena semana del tiempo ordinario.

Santo del día: San Juan Berchmans.

 

† Lectura del santo Evangelio según San Mateo 17,22-27.

Mientras estaban reunidos en Galilea, Jesús les dijo: “El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres:
lo matarán y al tercer día resucitará”. Y ellos quedaron muy apenados.
Al llegar a Cafarnaún, los cobradores del impuesto del Templo se acercaron a Pedro y le preguntaron: “¿El Maestro de ustedes no paga el impuesto?”.
“Sí, lo paga”, respondió. Cuando Pedro llegó a la casa, Jesús se adelantó a preguntarle: “¿Qué te parece, Simón? ¿De quiénes perciben los impuestos y las tasas los reyes de la tierra, de sus hijos o de los extraños?”.
Y como Pedro respondió: “De los extraños”, Jesús le dijo: “Eso quiere decir que los hijos están exentos.
Sin embargo, para no escandalizar a esta gente, ve al lago, echa el anzuelo, toma el primer pez que salga y ábrele la boca. Encontrarás en ella una moneda de plata: tómala, y paga por mí y por ti”.

Palabra del Señor.
Gloria a ti Señor, Jesús.

 

Reflexión del Papa Francisco

[…] San Pedro no tenía una cuenta bancaria, y cuando tuvo que pagar los impuestos el Señor lo envió al mar a pescar un pez y encontrar la moneda dentro del pez, para pagar.

Felipe, cuando encontró al ministro de economía de la reina Candace, no pensó: “Ah, bien, hagamos una organización para sostener el Evangelio…” ¡No! No ha hecho un negocio con él: anunció, bautizó y se marchó.

La Iglesia no es una ONG. Es otra cosa, más importante, y nace de esta gratuidad. Recibida y anunciada.

La pobreza es uno de los signos de esta gratuidad, al tiempo que el otro signo es la capacidad de alabanza. Cuando un apóstol no vive esta gratuidad, pierde la capacidad de alabar al Señor. Alabar al Señor, es esencialmente gratuito, es una oración gratuita: no pedimos, sólo alabamos.

El Reino de Dios es un don gratuito. Desde los orígenes de la comunidad cristiana existió la tentación de buscar afuera, lo que causa confusión, pues en esos casos el anuncio parece proselitismo, y por ese camino no se avanza.

Nuestra fuerza es la gratuidad del Evangelio, pues el Señor nos ha invitado a anunciar, no a hacer proselitismo

Benedicto XVI en una oportunidad dijo que la Iglesia crece no por proselitismo, sino por atracción, y esa atracción viene del testimonio de aquellos que desde la gratuidad anuncian la gratuidad de la salvación.

Cuando encontramos apóstoles que quieren hacer una Iglesia rica y una Iglesia sin la gratuidad de la alabanza, la Iglesia envejece, la Iglesia se convierte en una Organización No Gubernamental, la Iglesia no tiene vida

Pidamos al Señor la gracia de reconocer esta gratuidad. Gratuitamente han recibido, den gratuitamente. Reconocer esta gratuidad, aquel don de Dios. Y también nosotros avanzar en la predicación evangélica con esta gratuidad. (Homilía en Santa Marta, 11 de junio de 2013)

Oración de sanación

Mi Dios, pongo mi vida, mi alma y corazón a tus pies y agradezco por cada cosa que has movido a mi alrededor para hacer de mi vida más llevadera.

Tú siempre encuentras la forma de hacerte sentir en mi debilidad y en mis fallas, me hablas al corazón y me revelas hacia donde debo dirigirme.

Tus promesas son eternas y sé que nunca me pondrás en situaciones contrarias a mi felicidad, sino que me ayudas a crecer por medio de ellas.

Dame la capacidad de mantenerme firme sin dar motivo de escándalo, quiero cumplir tanto con lo que me pides, así como con las leyes del hombre.

Revélame tus caminos y líbrame de toda inseguridad que intenta atraparme entre el miedo y la soledad. Quiero escuchar tu voz que todo lo apacigua.

Cuando sigo tu voz, me regresan las fuerzas, es por ello que cada cosa que hago quiero que sean de tu agrado. Quiero vencer mis ataduras y serte fiel.

Que toda mi vida sea un canto de alabanza dirigido a Ti y mis obras estén acorde a tu Palabra para que me asistas siempre con la fuerza de tu voz.

Me confío a tu misericordia, estoy seguro que con tu ayuda voy a vencer, porque tu amor es eterno y tu misericordia no tiene límites. Amén

Propósito para hoy

Pedir el señor que renueve en mí el don de la fe y así ponerme en marcha con verdaderas acciones que le glorifiquen

Frase de reflexión

“Estamos llamados a vivir cada día nuestro Bautismo, como nuevas criaturas, revestidos de Cristo”. Papa Francisco.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment