Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 24 de Agosto

Dios mío eres mi roca, mi escudo, mi salvación y mi fuerza, quien me mantiene lejos del alcance del enemigo…Tienes que decidirte hoy a luchar con valentía, porque cuando todo empeora, el que es valiente: ¡no se rinde jamás! ¡Lucha! Si no
sabes qué hacer, y estás desesperado, repite simplemente el Nombre poderoso de JESÚS tantas veces como te sea posible y entonces verás milagros florecer en lugares que creías imposible ¡Sigue tu lucha! “Jesús mío, protégeme”.

Gracias Dios, porque más que pedirte tengo que agradecerte, más que temer tengo que confiar, más que quejarme tengo que disfrutar, de lo que me has dado.

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment