Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 07 de Agosto

Le preguntaron a un hombre: — ¿Que ganas rezándole a Dios?
Este respondió: — No gano nada, pero te diré lo que he perdido: La ira, el ego, la avaricia, la depresión, la inseguridad y el miedo a la muerte. A veces la respuesta a nuestras oraciones no está en lo que ganamos, sino en lo que perdimos. El Señor te dio todo lo que necesitas para resistir toda prueba, injusticia y calamidad, porque Él tiene poder para deshacer cualquier atadura. Ten la certeza de que Él se sienta a tu lado en este instante, te consuela, te bendice, te sana.

“Quien pierde dinero, pierde mucho; quien pierde un amigo, pierde más; quien pierde la fe, pierde todo…La fe no hace que las cosas sean fáciles, hace que sean posibles.”

Laus Deo
Alabado sea Dios.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment