Noticias 

Jesús, María y José, encerrados en una iglesia de Indianápolis

La historia se repite, dos mil años después, y en un continente distinto. Pero Jesús, María y José vuelven a estar encerrados. Esta vez, en un gesto de protesta contra las políticas migratorias de Donald Trump, la Iglesia episcopal de Indianápolis colocó las figuras de la Sagrada Familia en una jaula de alambre.

Una cárcel similar a la que, en la cruda realidad, son confinados miles de migrantes en EE.UU. “Cada familia es sagrada“, subrayó el rector del templo, Stephen Carlsen, quien subrayó cómo, al igual que ahora, Jesús, María y José “eran una familia sin techo, sin alojamiento”, y que la Biblia dice que “debemos amar al prójimo como a nosotros mismos”.

Después de recibir múltiples críticas, Trump puso fin a la política de separar familias en la frontera. Este lunes, además, once senadores reclamaron al Gobierno las listas de los 2.575 menores de edad que han sido separados en los últimos meses de sus padres en la frontera.

Se teme que la tarea de reunir a esos chicos con sus padres sean imposible, y que muchos menores terminen en el sistema de adopción.

En una carta, los legisladores pidieron al secretario de Salud Alex Azar y a la secretaria de Seguridad Nacional Kristjen Nielsen, que elaboren tres listados con información específica sobre cada uno de los detenidos.

La primera lista, según los senadores, debe contener cuánto tiempo ha estado detenido cada niño, si la Oficina de Reasentamiento de Refugiados ha identificado o no a los adultos de los que fueron separados y el estado del menor (aún detenido, deportado o liberado).

Además, urgieron a Azar y a Nielsen que publiquen otra lista del mismo tipo pero sobre los adultos apartados de sus hijos. Por último, exigieron un listado que conecte a los adultos de la lista dos con los niños de la lista uno.

Fuente InfoCatólica.

POST RELACIONADOS

Deja un comentario