Espresso Espiritual 

Espresso Espiritual 25 de Julio

Cuanto más te quejes de esa incómoda situación, peor se verá, y hasta se transformará en algo mucho más grande que tu fe. No te dejes llevar por las circunstancias, no permitas que ellas dirijan el timón de tu vida ¡Pon todas tus fuerzas en Jesús!
Repite ahora: “¡Cuánto te Amo mi Dios! ¡Eres mi fortaleza! mi luz que nunca se apaga. Tú eres el dueño de mi alma entera, te encomiendo mi vida y este momento por el que estoy atravesando, en Ti confío”. Amén.

“Nunca dejes de darle valor a lo que Dios te ha dado, porque aunque te parezca pequeño, está lleno de bendiciones. Gracias Dios por un día más, por la salud, por mi familia y por el amor que me rodea. Gracias.”

Alabado sea Dios 🙏🏼 Laus Deo

POST RELACIONADOS

Leave a Comment