Opinión 

El Papa Francisco no es comunista

 

Por Luis Enrique Contreras Reyes.

 

El vicario de Cristo en la tierra, el Papa Francisco, es el primer latinoamericano en ser Obispo de Roma de la Iglesia Católica. Desde que fue nombrado Papa, algunos medios de comunicación, debido a la miseria periodística que les caracteriza, han creado una infinidad de falacias sobre opiniones vertidas por el Pontífice.

Tergiversan muchas de sus palabras, mintiendo y confundiendo a las personas, por pertenecer a la Compañía de Jesús lo tildan de comunista, que será el Papa reformador de la Iglesia y de esta forma aparecen descabelladas ideas reflejando total ignorancia doctrinal de la fe católica.

Es inaceptable que tilden de comunista al Papa Francisco, ligarlo a esta perniciosa ideología que tiene en sus haberes destrucción y muerte. En el Libro Negro del Comunismo de Stéphane Courtois y Nicolas Werth, nos brindan datos de muertes ocasionadas por estos regímenes totalitarios que enmudecen a cualquiera: China 65 millones de muertos, la URSS 10 millones, Camboya 2 millones, Corea del Norte 2 millones y nuestro continente refleja 150,000, sin contar los muertos en los últimos años en Venezuela.

El Papa Francisco indudablemente nunca estaría de acuerdo con estos genocidios realizados en nombre de esta aberrante ideología y no solamente estas atrocidades condena el Papa, tampoco comulga con ese materialismo histórico nocivo que promulgó Gueorgui Plejánov y Karl Marx, que tanto daño le han ocasionado a la humanidad y que aun en nuestros días siguen causando estragos en varias latitudes.

Decir que una persona es comunista porque en unas fotografías luce enojado y en otras contento es totalmente ingenuo y risible. Afirmar que el Papa es comunista porque es prudente al verter sus opiniones sobre coyunturas políticas de países que viven una convulsión social es realmente algo atrevido. Leamos sus encíclicas y cartas pastorales y conoceremos realmente el pensamiento cristiano del Papa.

Curiosamente muchos de los críticos del Papa Francisco son de los que exigen un Estado laico, los que abogan que las creencias religiosas deben abolirse cuando de política se trata; son todos esos personajes que buscan abolir la fe de la esfera pública y reducirla a una práctica personal dentro del hogar.

Varios de estos personajes están de acuerdo con la aceptación del aborto, uniones antinaturales entre personas del mismo sexo, porque según ellos eso es “progresar”. ¿Qué condenan entonces? ¿Estos laicos deciden que debe condenar el Papa Francisco? Muchos de los acérrimos detractores del Papa respaldan prácticas que nos están llevando a la destrucción como raza humana. ¡Muchísimos de ellos son peores que los propios comunistas!

Recientemente el ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, solicitó al papa Francisco que interceda por los 190,000 compatriotas amparados por el Estatus de Protección Temporal (TPS) en Estados Unidos. ¿Qué culpa tiene el Papa que ante la ineficiencia y falta de respeto de personeros del FMLN que han quemado la bandera de EE. UU. y vociferado malcriadeces, el país del norte probablemente no renueve el TPS?

Los políticos deben evitar recurrir al Sumo Pontífice solamente cuando se encuentren en baches de los cuales no saben cómo salir; es inaceptable poseer un doble discurso que solamente evidencia una pobreza espiritual. Citando palabras del Papa Francisco: “la pobreza está en el centro del Evangelio, no se puede entender esto, sin entender la pobreza real; teniendo en cuenta que existe también una pobreza bellísima del espíritu: ser pobre ante Dios porque Dios te llena”. Les invito a hacer un esfuerzo intelectual y el que pueda entender esto que lo haga y el que no, puede seguir engañado, pensando erróneamente que el Sumo Pontífice tiene pensamiento comunista.

Luis Enrique Contreras Reyes | lcontreras.simplesite.com

POST RELACIONADOS

Leave a Comment