Editorial 

Tú nos salvaste

Por Brenda Figueroa | Colaboradora Editorial.

 

Poema a Jesús

Hay una llave que abre el paraíso,

no es de oro ni cristal,

mas para adquirirla hay que aceptarla,

tal como la arena con el mar.

 

¡Bendita cruz que abre puertas!

en lo secreto del alma, para encontrar,

lo que somos y lo que podemos,

si de su mano vamos, en todo este caminar.

 

Pero a qué costo ha venido a ser,

y con qué pena se adquirió,

si la sangre derramada,

fue la del mismísimo Hijo de Dios.

 

Señor bueno, Dios tres veces Santo,

dígnate a mirar a un pecador como yo,

que nada puede, nada tiene,

pensando que es posible subsistir sin tu amor.

 

¿Cómo pagar el precio inalcanzable

que ha costado tal entrega?

cuando pienso que entregarte toda mi vida,

no paga ni un centavo de la gran deuda.

 

¡Por eso te amo Señor!

¡Por ser tan grande!

y a la vez tan humilde,

para hacerte hombre.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment