CEFA 

Los 9 principios bíblicos sobre finanzas

¿A quién oyes cuando tienes que tomar una decisión económica?

Te invito a reflexionar sobre lo que dice el Gran Manual de Instrucciones de Dios para la Vida (La Biblia) acerca de las finanzas.

Para hacerlo más didáctico, he hecho una lista de 9 principios financieros bíblicos básicos que han demostrado ser verdaderos, pasando la prueba del tiempo y los modelos económicos, por años muchas personas y comunidades de distintas épocas han decidido aplicarlos y han visto como el resultado es paz y liberación financiera.

Los 9 Principios Bíblicos sobre Finanzas:

1. RECONOCER QUE TODO ES Y VIENE DE DIOS

 ¡Tuyos son, Señor, la grandeza, el poder, la gloria, el dominio y la majestad! Porque todo lo que hay en el cielo y en la tierra es tuyo. Tuyo es también el reino, pues tú, Señor, eres superior a todos. (1 Crónicas 29, 11)

2. AMAR EL TRABAJO

El que hace bien su trabajo, estará al servicio de reyes y no de gente insignificante. (Proverbios 22, 29)

La pereza hace dormir profundamente, el perezoso pasará hambre. (Proverbios 19, 15)

3. VIVIR POR PRESUPUESTO

Si alguno de vosotros quiere construir una torre, ¿acaso no se sentará primero a calcular los gastos y ver si tiene dinero para terminarla? No sea que, una vez puestos los cimientos, si no puede terminarla, todos los que lo vean comiencen a burlarse de él, diciendo: ‘Este hombre empezó a construir, pero no pudo terminar’.

(Lucas 14, 28 – 30)

4. NO ENDEUDARSE, NI SER AVAL O FIADOR

Los ricos son los amos de los pobres; los deudores son esclavos de sus acreedores. (Proverbios 22,7)

Hijo mío, si das fianza por tu amigo o te haces responsable de un extraño, tú solo te pones la trampa: quedas atrapado en tus propias palabras. Para librarte, hijo mío, pues estás en las manos de otro, haz lo siguiente: trágate el orgullo y cóbrale a tu amigo.
No te duermas, no te des ni un momento de descanso; huye, como un venado del cazador; huye, como un ave de la trampa. (Proverbios 6, 1-3)

5. AHORRAR E INVERTIR

Mira la hormiga, perezoso; fíjate en lo que hace y aprende la lección: aunque no tiene quien mande sobre ella ni quien le diga lo que debe hacer, asegura su comida en el verano, la almacena durante la cosecha. (Proverbios 6, 6-8)

6. SER GENEROSO Y SEMBRAR

Dad a otros y Dios os dará a vosotros: Llenará vuestra bolsa con una medida buena, apretada, sacudida y repleta. Dios os medirá con la misma medida con que vosotros midáis a los demás. (Lucas 6, 38)

7. DAR A DIOS LO QUE LE PERTENECE: DIEZMOS, OFRENDAS Y PRIMICIAS

Traed vuestro diezmo al tesoro del templo y así habrá alimentos en mi casa. Ponedme en eso a prueba, a ver si no os abro las ventanas del cielo para vaciar sobre vosotros la más rica bendición. (Malaquías 3: 10)

“Cada año, sin falta, apartaréis la décima parte de todo el grano que cosechéis. De esa décima parte de trigo, de vino y de aceite, y de las primeras crías de vuestras vacas y ovejas, comeréis delante del Señor vuestro Dios en el lugar que él escoja como residencia de nombre, para que aprendáis a reverenciar siempre al Señor” (Deuteronomio 14, 22 – 23)

8. NO AFANARSE (ANGUSTIARME) POR EL DINERO, SINO CONFIAR EN EL SEÑOR Y DESCANSAR EN SU CUIDADO Y PROVISION. (Mateo 6, 25-34)

25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

28 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;

29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

 9.  MANTENERSE LIBRE DE TODO PECADO FINANCIERO:

  • AVARICIA (afán desordenado de poseer y adquirir riquezas para atesorarlas):

 Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee. (Lucas 12,15)

Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;  de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre. (Hebreos 13,5)

  •  CODICIA (afán excesivo de riquezas).

Hay quien todo el día codicia; Pero el justo da, y no detiene su mano. (Proverbios 21,26)  

Estos son los que fueron sembrados entre espinos: los que oyen la palabra, pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa. (Marcos 4,18-19)

  •  ENVIDIA (dolor o desdicha por no poseer uno mismo lo que tiene el otro)

El corazón apacible es vida de la carne; Mas la envidia es carcoma de los huesos. (Proverbios 14:30)

¿Te gustaría aplicar estos principios financieros en tu vida?, empieza ahora mismo con el primero, ora reconociendo ante Dios que todo lo que tienes le pertenece a Él, todas tus fuentes de ingresos, tu familia, tus objetos, tus logros, todo es de él. Por eso te animo a que más allá de las modas y consejos temporales, decidas que Dios te guíe con sus principios financieros eternos, te aseguro que el obedecerlos traerá muchas bendiciones a ti y a tu familia.

Y tú, ¿qué piensas de estos principios financieros cristianos? comparte con nosotros tus opiniones, reflexiones y experiencias en los comentarios. También te animo a que si este artículo te ha sido útil lo compartas con tus amigos.

 

Por Hernan Marin Valencia.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment