Evangelio 

Evangelio del día Lunes 05 de Junio

Lunes de la novena semana del tiempo ordinario.

Santo del día: San Bonifacio de Maguncia.

† Lectura del santo Evangelio según San Marcos 12,1-12.

Jesús se puso a hablarles en parábolas: “Un hombre plantó una viña, la cercó, cavó un lagar y construyó una torre de vigilancia. Después la arrendó a unos viñadores y se fue al extranjero.
A su debido tiempo, envió a un servidor para percibir de los viñadores la parte de los frutos que le correspondía.
Pero ellos lo tomaron, lo golpearon y lo echaron con las manos vacías.
De nuevo les envió a otro servidor, y a este también lo maltrataron y lo llenaron de ultrajes.
Envió a un tercero, y a este lo mataron. Y también golpearon o mataron a muchos otros.
Todavía le quedaba alguien, su hijo, a quien quería mucho, y lo mandó en último término, pensando: ‘Respetarán a mi hijo’.
Pero los viñadores se dijeron: ‘Este es el heredero: vamos a matarlo y la herencia será nuestra’.
Y apoderándose de él, lo mataron y lo arrojaron fuera de la viña.
¿Qué hará el dueño de la viña? Vendrá, acabará con los viñadores y entregará la viña a otros.
¿No han leído este pasaje de la Escritura: La piedra que los constructores rechazaron ha llegado a ser la piedra angular:
esta es la obra del Señor, admirable a nuestros ojos?”.
Entonces buscaban la manera de detener a Jesús, porque comprendían que esta parábola la había dicho por ellos, pero tenían miedo de la multitud. Y dejándolo, se fueron.

Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Reflexión del Papa Francisco

Es posible adueñarse de la Palabra de Dios y disponer de ella según el propio gusto, si un cristiano no es humilde y no reza.

Éste es el drama de esta gente, y también nuestro drama. Se adueñaron de la Palabra de Dios. Y la Palabra de Dios se vuelve palabra de ellos, una palabra según su interés, sus ideologías, sus teologías… pero a su servicio.

Y cada uno la interpreta según su propia voluntad, según su propio interés. Éste es el drama de este pueblo. Y para conservar esto, asesinan. Esto sucedió a Jesús

Los jefes de los sacerdotes y de los fariseos comprendieron que hablaba de ellos cuando escucharon esta palabra de Jesús. Trataron de capturarlo y hacerlo morir.

De este modo la Palabra de Dios se vuelve muerta, se vuelve prisionera, el Espíritu Santo está enjaulado en los deseos de cada uno de ellos.

Y es exactamente lo que nos sucede a nosotros cuando no estamos abiertos a la novedad de la Palabra de Dios, cuando no somos obedientes a la Palabra de Dios.

Pero hay una frase que nos da esperanza. La Palabra de Dios está muerta en el corazón de esta gente; ¡también puede morir en nuestro corazón! Pero no termina, porque está viva en el corazón de los sencillos, de los humildes, del pueblo de Dios.

¿Y nosotros, qué podemos hacer para no matar la Palabra de Dios, para ser dóciles, para no enjaular al Espíritu Santo? Dos cosas sencillas: Humildad y Oración.

Esta gente no rezaba. No tenía necesidad de rezar. Se sentían seguros, se sentían fuertes, se sentían dioses. Humildad y oración: con la humildad y la oración vamos adelante para escuchar la Palabra de Dios y obedecerle.

En la Iglesia. Humildad y oración en la Iglesia. Y así, no nos sucederá a nosotros lo que le pasó a esta gente: no mataremos para defender la Palabra de Dios, esa palabra que nosotros creemos que es la Palabra de Dios, pero que es una palabra totalmente alterada por nosotros (Homilía en Santa Marta, 21 de marzo de 2014)

Oración de sanación

Señor mío, tu Palabra es aliento que da vida, por medio de ella nos indicas las muchas maneras en que debemos obrar correctamente en cada situación y que debemos seguirla para procurar el bien

Te pido que me des la gracia de mantener siempre mi espíritu sediento de tu amor y que sea dirigido por la bondad y la humildad que provienen de la fuente inagotable de tu misericordia

Quiero reconocerte siempre como el Hijo santísimo del viñador que vino a recoger su cosecha. Siembra en mí tus siete dones y dame el tiempo necesario para hacerlos florecer, con tu bendición no fallaré

Lléname de tu bondad y de tu ternura para vivir a plenitud mi encuentro contigo, el Heredero divino del Reino del Padre, esa será la clave para vivir feliz y con desprendimiento hacia las cosas del mundo.

No quiero jamás separarme de tu amor, pues sin Ti no puedo con los problemas y dificultades. Solo con tu ayuda soy capaz de enfrentarlos, vencerlos y convertirlos en fuente de crecimiento personal.

Te reconozco presente en la Eucaristía, por eso acudo a ella con frecuencia para adorarte y que te adueñes de ese terreno árido en mi corazón para que lo fecundes y lo hagas próspero según tus designios

Ayúdame a mantener a brújula de mi corazón en tu dirección para buscar mi bien, el de los míos y de todos los que me encuentro en mi camino de vida.

Tu misericordia es infinita, por eso confío en ella, en que me proteges y me bendices cada día para darte los frutos que te mereces. Amén

Propósito para hoy

Rezaré un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria por la conversión de los pecadores, por la paz de los países en conflictos y por todos los cristianos que están siendo perseguidos a causa de la fe

Frase de reflexión

“Jesús nunca está lejos de nosotros pecadores. Él quiere derramar sobre nosotros, sin medida, toda su misericordia”. Papa Francisco

POST RELACIONADOS

Leave a Comment