Evangelio 

Evangelio del día Lunes 22 de Mayo

Lunes de la sexta semana de Pascua.

Santo del día: Santa Rita de Cascia.

† Lectura del santo Evangelio según San Juan 15,26-27.16,1-4a.

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:
«Cuando venga el Paráclito que yo les enviaré desde el Padre, el Espíritu de la Verdad que proviene del Padre, él dará testimonio de mí.
Y ustedes también dan testimonio, porque están conmigo desde el principio.
Les he dicho esto para que no se escandalicen.
Serán echados de las sinagogas, más aún, llegará la hora en que los mismos que les den muerte pensarán que tributan culto a Dios.
Y los tratarán así porque no han conocido ni al Padre ni a mí.
Les he advertido esto para que cuando llegue esa hora, recuerden que ya lo había dicho.»

Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Reflexión del Papa Francisco

En la visión de Jesús, la consolación es don del Espíritu, el Paráclito, el Consolador que nos consuela en las pruebas y enciende una esperanza que no decepciona.

La consolación cristiana se convierte así en consuelo, aliento, esperanza: es presencia operante del Espíritu (cf. Jn 14, 16-17), fruto del Espíritu y el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, longanimidad, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, templanza (Ga 5, 22).

En un mundo de desconfianza, desaliento, depresión, en una cultura en donde hombres y mujeres se dejan llevar por la fragilidad y la debilidad, el individualismo y los intereses personales, se nos pide introducir la confianza en la posibilidad de una felicidad verdadera, de una esperanza posible, que no se apoye únicamente en los talentos, en las cualidades, en el saber, sino en Dios

. A todos se nos da la posibilidad de encontrarlo, basta buscarle con corazón sincero.

Los hombres y las mujeres de nuestro tiempo esperan una palabra de consolación, de cercanía, de perdón y de alegría verdadera.

Somos llamados a llevar a todos el abrazo de Dios, que se inclina con ternura de madre hacia nosotros: consagrados, signo de humanidad plena, facilitadores y no controladores de la gracia, bajo el signo de la consolación

[…] Los problemas están, estarán, pero, como se hace en una familia, con amor, buscar la solución con amor; no destruir esto para resolver aquello; no competir.

Cuidar la vida de comunidad, porque cuando la vida de comunidad es así, de familia, es precisamente el Espíritu Santo quien está en medio de la comunidad. (Mensaje a los consagrados, 24 de noviembre de 2013)

Oración de sanación

Señor mío, creo siempre que te haces presente en cada momento de mi vida. Quiero crecer contigo en el amor, en la esperanza, en la bondad y en tu infinita compasión

Hoy, quisiera pedirte que envíes sobre mí, la fuerza del Espíritu Santo para poder dar testimonio valiente de tus palabras y poder así, acercar a los míos y a los demás a tu divina presencia.

Necesito que de lucidez a mi mente, paz a mi alma y fuego en mi corazón para ayudarte a construir una sociedad orientada por el amor. Dame de tu sabiduría celestial para poder ser lámpara de vida.

Tú me has dicho que seguirte no será cosa fácil, vendrán persecuciones, divisiones, muchos querrán aislarme y otros se apartarán de mí por el sólo hecho de pronunciar tu Nombre bendito

Tú me prometes que vendrá sobre mí el gran Consolador, ese que conduce al espíritu a la paz y lo llena de sosiego y seguridad ante cualquier desafío y en todos los momentos de pruebas.

Oh mi Dios, mi Vida, mi Rey, abrígame con tu manto de la justicia, consuélame y hazme consciente que sólo la Verdad, que trae el Espíritu Santo, es la que me hará ser una persona libre y llena de seguridad.

Confío en Ti, confío en el Padre que me ama, confío en que el Gran Defensor me asistirá en todo momento y me colmará de todos su dones.

Que el gran consolador me llene de su sabiduría, de su poder y ponga palabras en mí, para llevarte almas al Cielo y serte útil toda mi vida. Amén

Propósito para hoy

En una pequeña nota, escribir una acción de agradecimiento a Jesús, por esas cosas sencillas que han llenado tu vida de felicidad.

Frase de reflexión

“La Virgen María está siempre a nuestro lado, sobre todo cuando sentimos el peso de la vida con todos sus problemas”. Papa Francisco

POST RELACIONADOS

Leave a Comment