A María 

Centenario de las apariciones de Fátima

En 2017 se celebra el centenario de las apariciones de Nuestra Señora de Fátima con un extenso programa cuyo punto álgido tendrá lugar el 13 de mayo con la presencia de Su Santidad el Papa Francisco. Una buena noticia para todos los devotos de la Virgen María ha sido la proclamación del Año Jubilar Centenario de la Virgen de Fátima.

Para conmemorar el centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima en Portugal, el Papa Francisco decidió conceder la indulgencia plenaria durante todo el Año Jubilar, que comenzó el pasado 27 de noviembre y terminará el 26 de noviembre de 2017.

La primera aparición de Nuestra Señora a los pequeños pastores tuvo lugar el 13 de mayo de 1917, y se repitió en los meses siguientes hasta el 13 de octubre de ese mismo año, jornada en la que una importante multitud asistió al llamado «milagro del Sol». Son estas fechas las que todos los años atraen a un mayor número de creyentes hasta el santuario para participar en las procesiones de las Velas, en la noche del 12, y del Adiós, en la mañana del 13, si bien todos los días, especialmente el 13 de cada mes, llegan a Fátima muchos peregrinos que acuden a manifestar su fe a este lugar sagrado.

Vea también: Historia de las Apariciones de la Virgen de Fátima

Las Apariciones de la Virgen María en Fátima – Mayo a Octubre de 1917, marcaron un hito histórico en los continuos mensajes que Dios nos envía, constantemente, a los hombres por medio de su Santísima Madre, para ayudarnos a enderezar espiritualmente nuestras vidas.
 
El mensaje de la Virgen María a los tres pastorcitos – Lucía, Francisca y Jacinto –, que ha marcado un hito en la historia del mundo y de la Iglesia, es muy sencillo, al mismo tiempo que muy claro: oración (rezo del santo Rosario) y penitencia, para conseguir aplacar la ira de Dios por los pecados del mundo.
 
La finalización de la Primera Guerra Mundial (1914-18), curaciones, el milagro del sol, la expansión del comunismo y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial (1939-45), etc. fueron pruebas evidentes de lo que la Virgen María transmitió a los tres niños, relatado por escrito por Lucía, la mayor de ellos, que vivió hasta el año 2005, en el Carmelo de Coimbra (Portugal).

Con esta celebración del centenario los invitamos a realizar “la experiencia de la ternura y de la misericordia de Dios, de la devoción tierna al Inmaculado Corazón de María, de conversión y de compromiso con Dios y a favor de los otros y de la paz del mundo a ejemplo de los tres pastorcitos”.

 

Laus Deo
Alabado sea Dios.

 

Artículos relacionados:

Oración por la peregrinación del Papa Francisco a Fátima

Indulgencia plenaria durante el Centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima

POST RELACIONADOS

Leave a Comment