Entrevistas 

Papa a obispos chilenos: no a la comunión de divorciados vueltos a casar ni de políticos proabortistas

El presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Mons. Santiago Silva, y el secretario general, Mons. Fernando Ramos, han concedido una entrevista a El Mercurio sobre el encuentro que mantuvieron los obispos chilenos con el Papa en febrero.

Entre los temas abordados entre el Papa y los obispos chilenos figuraron el avance de la despenalización del aborto en el país sudamericano. Mons. Ramos lo explica así en El Mercurio:

«El Papa fue muy claro; el aborto entendido como la búsqueda de eliminar un ser humano es siempre un asesinato, y no hay que confundirlo con prácticas médicas aceptadas para salvar una vida».

Y Mons. Silva añadió:

«El aborto es un tema sabidamente principal para Francisco. Siendo Arzobispo de Buenos Aires fue durísimo con el hoy Presidente Mauricio Macri cuando reglamentó los “abortos no punibles” como gobernador, y frenó una “guía médica” que Cristina Kirchner intentó difundir.

Así se lo planteó ahora también a los obispos chilenos y habló en especial de los políticos católicos que votan en favor de las leyes que lo legalizan:

«Insistió en que no pueden comulgar y en que hay que ayudarlos a no seguir cometiendo pecado. El Papa es mucho más fuerte de lo que parece”».

En cuanto a la posiblidad de ordenar como sacerdotes a hombre casados, Mons. Ramos explicó la postura del Santo Padre y del cardenal Stella. Ante la pregunta «¿es cierto que el Papa estaría pensando ordenar hombres casados?», planteada por la repercusión de la entrevista del pontífice al diario alemán “Die Zeit”, el obispo auxiliar de Santiago respondió:

«No, y en la misma entrevista el Papa dice que el celibato voluntario no está en la agenda»,

Y explica que se le preguntó por la posibilidad de que los “viri probati”, hombres casados de vida cristiana probada, ayudaran en lugares apartados. El tema también lo abordó con ellos el prefecto del clero, el cardenal Stella, y fue tajante: «No es el camino».

Ante la cuestión de la comunión de los divorciados vueltos a casar, el obispo explica que el Pontífice negó que su objetivo con el sínodo al que convocó sobre la familia haya sido autorizar la comunión de los divorciados. Les habló de que no hay “moral de situación”, dicen otras fuentes.”Nos cuesta mucho ver los grises”, les habría dicho, cuando contó un caso personal, familiar suyo.

«Tengo una sobrina casada con un divorciado, bueno, católico, de misa dominical y que cuando se confiesa le dice al sacerdote ‘sé que no puede absolverme, pero deme su bendición‘».

 

Fuente InfoCatólica

POST RELACIONADOS

Leave a Comment