CEFA 

Consejos para gastar menos y ahorrar más

Algunas veces se cae en “trampas” que nos llevan a consumir de más. Otras veces no se tiene el conocimiento necesario para tomar una buena decisión de compra. Y, en otras ocasiones faltan recursos y orden a la hora de dinero. Lo cierto es que, en cualquier caso, siempre hay que tener una meta de ahorro que asegure la salud financiera de la economía familiar.

Para ellos os ofrecemos los siguientes consejos:

1. Analizar bien las ofertas

No hay que dejarse llevar por las “tentadoras” ofertas. Es necesario analizar un poco más. Compara calidad, cantidad, precio, y en especial, necesidad. El mercadeo se las ingenia para estimular al comprador. Así que, más cabeza fría a la hora de gastar el dinero.

2. No pagar por servicios extras

Hay servicios que no son de primera necesidad y que muchas veces no se le saca el verdadero beneficio, como por ejemplo, la suscripción a películas o a revistas, o las llamadas a larga distancia, etc. Evalúa cuánto disfruta de ese servicio y analiza si vale la pena pagar por él.

3. Hacer una lista antes de ir de compras

Este ejercicio brinda claridad mental y establece realmente lo que hay que comprar. Generalmente lo que está fuera de este listado son las compras que se hacen impulsivamente. “La mentalidad del ahorro no es cohibirse de las cosas que uno quiere, es reducir las compras impulsivas”, señalan los expertos de finanzaspersonales.com.

4. No comprar cuando se está enojado o triste

El portal de finanzas también explica que, en cualquiera de estas dos situaciones, se tiende a comprar más de lo que uno puede y quiere.

5. Buscar la eficiencia en el transporte

Hay que buscar la eficiencia en la movilidad. Si tiene varias diligencias por hacer, es bueno formular un plan de ruta para evitar grandes desplazamientos y así ahorrar en tiempo y dinero de transporte público o de combustible. Asimismo, es importante analizar las opciones de movilidad que ofrece la ciudad y elegir la más rentable.

6. Realizar los mantenimientos de electrodomésticos y vehículos

Es mejor prevenir que curar. Tener en buen estado las cosas evitará grandes gastos a futuro.

7. Comer más en casa y menos por fuera

Es más económico y también más saludable elaborar en casa la comida que comer en un restaurante. En este punto, la practicidad y la organización son clave. Por ejemplo, destine un día de la semana a cocinar varias comidas para mantener en la nevera, lavar los vegetales, porcionar la carne y preparar conservas. Las salidas se pueden dejar para el fin de semana.

8. Buscar la economía al interior del hogar

Siempre hay formas de ahorrar energía, gas y agua en casa. Eso sí, todos los miembros de la familia deben tener muy en cuenta este propósito.

9. Mantener el nivel de deuda en lo más bajo que se pueda

Los expertos aseguran que pagar intereses por el dinero prestado es lo más costoso que hay. Por eso es importante tratar de obtener la mejor tasa de interés y pedir prestado lo menos posible.

10.  Hacer las compras de navidad a lo largo del año

Cuando se acerque la Navidad, el comercio suele aumentar sus precios o algunas veces los mantiene pero pocas veces ofrece descuentos. Por esta razón, se aconseja aprovechar las ofertas que se realizan durante el año para hacer las compras de Navidad. De esta manera, indudablemente, se gasta menos.

Artículo originalmente publicado en Lafamilia.info

POST RELACIONADOS

Leave a Comment