Noticias 

Camino Neocatecumenal celebran un multitudinario encuentro juvenil en Managua

Más de 20 mil jóvenes del Camino Neocatecumenal atiborraron el Estadio Nacional de Fútbol de Managua, donde el líder de éste carisma eclesial, el español Kiko Argüello, ofreció una charla ante la multitud congregada en la que es su sexta visita al istmo centroamericano.

Desde tempranas horas, los conocidos como “kikos” empezaron a llenar las áreas adyacentes al Estadio Nacional, provocando el cierre de algunas vías principales de la periferia sur de la capital nicaragüense, lo que provocó molestias entre algunos conductores y residentes de las zonas residenciales cercanas al lugar dónde se llevó a cabo el evento masivo.

Oficialmente, el encuentro tenía como objetivo promover las vocaciones a la vida religiosa y al matrimonio entre la juventud de diversos países latinoamericanos que asistieron al encuentro en Managua. Según algunos reportes periodísticos, las delegaciones más grandes fueron las de El Salvador y Nicaragua (país anfitrión), y la más pequeña, la de Belice.

Cabe señalar que en Nicaragua, el Camino Neocatecumental cuenta con un gigantesco seminario para sus vocaciones al sacerdocio, llamado “Redemptoris Mater” y enclavado en una colina a las afueras de la capital nicaragüense.

Entre los asistentes al mega-encuentro de Kiko Argüello con los jóvenes de Centroamérica, estuvieron el nuncio apostólico del Vaticano en Nicaragua, Fortunatus Nwachukwú, y los obispos nicaragüenses Jorge Solórzano Pérez (Diócesis de Granada) y Pablo Smith Sidor (Vicariato Apostólico de Bluefields).

Según Monseñor Solórzano, la Iglesia Católica actualmente vive un momento de renovación y por ello es importante la evangelización de los jóvenes, para que puedan comprometerse al servicio de la evangelización con disponibilidad.

“La Iglesia vive un tiempo de renovación y este es un tiempo de renovación del bautismo, para que la gente pueda vivir su fe como auténtico cristiano como auténtico católico”, señaló el obispo Solórzano a la periodista Elizabeth Romero, del diario La Prensa de Managua.

A juicio de Solórzano, el encuentro multitudinario de las juventudes centroamericanas del Camino Neocatecumenal en Managua es “una bendición” porque lo que predica El Camino es la conversión de las almas hacia Cristo.

“Los jóvenes que quieren servir a Cristo y a la Iglesia, porque la renovación de la Iglesia viene de la conversión personal y en este Camino Neocatecumenal lo que se predica es la conversión a la vida en Dios, a la vida en Cristo y a la Iglesia”, expresó el obispo Jorge Solórzano Pérez.

“Es un encuentro vocacional, por la importancia que tiene Managua aquí se hace, también porque es equidistante, estamos dando el anuncio de la buena noticia de Jesucristo para ver a quien Dios llama a esta obra de la nueva evangelización, puede ser presbítero, pueden ser misioneros, que estén dispuesto a predicar el evangelio”, manifestó el sacerdote Juan Pablo Tallado del Camino Neocatecumenal a la cadena Telenica 8.

Según el padre Tallado, durante el encuentro se vieron “las maravillas del Señor”, porque habían muchas personas sedientas de Dios, dispuestas a escuchar el mensaje de Kiko Argüello sobre la conversión personal y el catecumenado post-bautismal “que te lleva a ser hijo de Dios”.

“Necesitamos encontrarnos con Jesucristo, experimentar la vida eterna, tocar la resurrección, por eso Kiko ha querido aquí empujar esta obra siendo un viaje de tipo apostólico, predicando, para que esta generación conozca, aquí hay unas 20 mil personas y estamos viendo las maravillas, la palabra de Dios es eficaz, llega al corazón del hombre”, indicó el sacerdote.

“Como la Sagrada Familia de Nazaret”

Sin duda, el foco magnético del encuentro fue la prédica del español Kiko Argüello, quién le manifestó a los asistentes que el Camino Neocatecumenal -iniciado por él en Madrid en 1960- es un carisma para el mundo y la Iglesia.

Al mejor estilo de los telepredicadores protestantes neopentecostales, el madrileño lanzó a los jóvenes el reto de ser comunidades cristianas como la Sagrada Familia de Nazaret, destacando que familias de clases pudientes lo han dejado todo “por la misión”, bajo el método del “cesto”, son enviados a una zona dónde construyen comunidad con cinco familias y un sacerdote. A ello lo denominan “Misión Ad gentes”.

“Nosotros creíamos que éramos una iniciación cristiana bautismal, posbautismal de adultos, para llevar a los cristianos a redescubrir la riqueza del bautismo y poder enfrentarse a la modernidad, pero eso falta demostrarlo. (…) Somos un carisma de evangelización al mundo, ¡todos somos llamados a evangelizar! Nuestra misión es hacer comunidades cristianas como la Santa Familia de Nazaret, que vivan en humildad, sencillez y alabanza, donde el otro es Cristo”, expresó Kiko Argüello.

¿La solución a una región que se protestantiza?

Según el estudio de 2014 realizado por la corporación Latinobarómetro, que lleva por título “Las religiones en tiempos del Papa Francisco”, indica que en la última década del siglo XX y en la primera del siglo XXI, la región centroamericana experimentó como ninguna otra en el continente un proceso de sangría de feligreses católicos que terminaron por decantarse hacia las sectas evangélicas neopentecostales.

En el caso específico de Nicaragua, en 1996 el 76{877fa90fb66d13693bfcb7b05cf413ae046a24ac160df0ab17629c38bb23c4c7} de la población profesaba el cristianismo católico. Para 2013, el porcentaje de católicos era del 56{877fa90fb66d13693bfcb7b05cf413ae046a24ac160df0ab17629c38bb23c4c7}, dejando de ser la religión mayoritaria del pueblo nicaragüense y llegando a tener un peso igual al de las iglesias evangélicas, que actualmente engloban al 37{877fa90fb66d13693bfcb7b05cf413ae046a24ac160df0ab17629c38bb23c4c7} de la población.

Según el teólogo y sacerdote español Rafael Aragón Merina, op, la paridad entre católicos y evangélicos en Nicaragua se veía venir desde los años 80, cuando las sectas evangélicas entraron a trabajar en el terreno arrasado dónde había estado la Iglesia más comprometida con la opción preferencial con los pobres.

“Ya hace años que yo decía que en poco tiempo Nicaragua sería un 50{877fa90fb66d13693bfcb7b05cf413ae046a24ac160df0ab17629c38bb23c4c7} católica y un 50{877fa90fb66d13693bfcb7b05cf413ae046a24ac160df0ab17629c38bb23c4c7} evangélica. ¿Por qué las denominaciones evangélicas han crecido tanto? Son muchos los factores. La civilización occidental -en la que se transmitió el Cristianismo y en donde prosperó la Cristiandad, una mentalidad que está aún presente en la Iglesia católica- está en crisis. Y en momentos de crisis buscamos dónde agarrarnos. Para mucha gente, otros mensajes religiosos son más atractivos que los mensajes católicos y a ellos se agarran. Para alguna gente la solución es agarrarse a la tradición y eso es lo que pretende el Vaticano, que hoy trata de fortalecer la visión de la tradición católica”, indica el padre Rafael Aragón en el artículo “Un retrato en grises de la Iglesia Católica nicaragüense”, publicado en 2009 por la revista Envío de la Universidad Centroamericana (UCA) de Managua.

En criterio de Aragón Merina, la Iglesia nicaragüense ha respondido a la progresiva protestantización de la sociedad nicaragüense replegándose en sí misma, alimentando una religiosidad popular cada vez más centrada en la Virgen, los santos, la Eucaristía para así enfrentar a las sectas, a su vez que la jerarquía católica le ha apostado todo a los denominados movimientos eclesiales de la nueva evangelización promovida durante el pontificado de Karol Wojtyla.

En el caso específico del Camino Neocatecumenal, señala que es uno de los movimientos con más presencia en los barrios de Nicaragua, y que son vistos como “la primera línea” de choque de la Iglesia para evitar y contener la sangría de más feligreses.

“En la arquidiócesis de Managua, al igual que en las diócesis de León y Granada, ha prendido con cierta fuerza el Catecumenado, un movimiento católico laical, surgido hace 40 años en España y fortalecido activamente durante el pontificado de Juan Pablo II. El Papa puso más confianza en este movimiento y en los también recientes Opus Dei y Legionarios de Cristo, que en las grandes órdenes religiosas históricas: jesuitas, dominicos, franciscanos. (…)

“El Catecumenado se basa en una capacitación que dura varios años y que busca una renovación de los compromisos del bautismo. Las comunidades catecumenales o neocatecumenales tienen cierta autonomía de las parroquias. Es el movimiento eclesial con más organización y presencia en los barrios de la capital. Los catecúmenos están construyendo una gigantesca iglesia en el barrio San Judas de Managua.

“El catecumenado ha desplazado al movimiento carismático, que tuvo mucho éxito en los años 70 y 80 y que hoy ha perdido fuerza. Sin embargo, creo que, al margen de las diferentes identidades, la espiritualidad que hoy ha ganado el corazón de la mayoría de los creyentes católicos de Nicaragua es una espiritualidad carismática, basada en celebraciones bulliciosas y festivas, en la creencia en milagros y sanaciones, en el poder de la oración y en una lectura fundamentalista de la Biblia”, finaliza la reflexión del teólogo Rafael Aragón Merina.

 

Por Israel González Espinoza, corresponsal en Managua | Religión Digital.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment