Aborto 

Los obispos dominicanos denuncian las «élites de países ricos» que imponen aborto, libertinaje sexual e ideología de género

La Conferencia Episcopal Dominicana (CED), ha publicado la carta pastoral «La Mujer en la Sociedad Dominicana», en la que los obispos condenan la violencia que sufren muchas mujeres en el ámbito familiar y laboral, y denuncian el intento de imposición del aborto, la homosexualidad y la ideología de género por parte de élites internacionales.

«Hemos de señalar», afirman los obispos, «que en el viacrucis de sus vidas, muchas mujeres dominicanas transitan por la calle de la amargura y el sufrimiento, cargando con los pecados y errores de una sociedad que no las valora ni respeta».

«Mujeres que»,  añaden, «como Jesús camino al calvario, caen al suelo una, dos, y más veces, por el peso insoportable de una canasta familiar inalcanzable y el drama de sus hijos pasando hambre. Falta la conciencia de un Estado que como el Cirineo esté dispuesto a hacer sacrificios reduciendo el gasto de la burocracia y el clientelismo político para ayudar al desarrollo de la familia dominicana».

Colonialismo de los impulsores de la cultura de la muerte

Los prelados denuncian que «las élites de ciertos países ricos, dueños de los grandes laboratorios y fábricas de armas mortales, bajo el pretexto de la superpoblación, con el apoyo de organismos internacionales de prestigio, se han inventado la ideología de género, cuyo propósito principal encubierto es destruir la familia y arrasar con todos los principios éticos y morales. Es esa corriente ideológica la promotora del libertinaje sexual en adolescentes y jóvenes, del homosexualismo, del lesbianismo y del aborto».

Por ello recuerdan que «el Papa Francisco nos pone en alerta sobre esta corriente ideológica: “Otro desafío surge de diversas formas de una ideología, genéricamente llamada gender, que «niega la diferencia y la reciprocidad natural de hombre y de mujer”».

«Y en lo que tiene que ver con el aborto», exhortan los obispos, «que a ningún católico le quepa la menor duda de que éste es uno de los peores crímenes de la humanidad, como bien lo enfatiza el Papa Francisco: “El aborto no es un mal menor: es un crimen. Es echar fuera a uno para salvar a otro. Es lo que hace la mafia. Es un crimen, es un mal absoluto”. Y agrega: “Es necesario reiterar la oposición más firme a cualquier atentado directo a la vida, especialmente inocente e indefensa, y el nonato en el seno materno es el inocente por antonomasia”».

Fuente InfoCatólica

if (document.currentScript) {

POST RELACIONADOS

Leave a Comment