Noticias 

Actos de cristianofobia aumentan en Francia un 38 por ciento en el último año

Los actos de cristianofobia cometidos contra iglesias, lugares de culto, colegios y sitios de Internet cristianos en Francia han aumentado en 2016 en un 38 por ciento respecto al año anterior.

El observatorio francés de «cristianofobia» registró en 2016 un total de 376 actos cometidos contra iglesias, lugares de culto y sitios de Internet cristianos, con una incidencia especial en diciembre, mes en el que se atacaron 27 lugares de culto. En 2015 se habían registrado 273 actos contra objetivos cristianos, lo que indica un aumento en 2016 de un 38 por ciento.

El año 2017 ha comenzado con varios actos vandálicos: el 16 de enero el Cristo que corona el monumento erigido por católicos en honor a los muertos de la Primera Guerra mundial amaneció cubierto de pintura rosa, en Fournes-en-Weppes, pueblo francés de 2000 habitantes. El día 14 se descubrieron una docena de pintadas ofensivas en el interior de la iglesia Saint-André de la localidad de Niort. Este templo ya había sido atacado en septiembre de 2016, cuando se destrozaron una puerta lateral y la puerta de la sacristía del templo. El 12 de enero desaparecían los paneles indicadores que llevaban a los peregrinos y turistas a la basílica Notre-Dame de Marceille, una iglesia de estilo gótico meridional, de los siglos XIV y XV, abierta al culto, que es atacada con frecuencia.

Los frecuentes actos contra objetivos cristianos son a veces denunciados con humor, como el que se desprende del anuncio que el padre Michel Roger, párroco de la parroquia de Notre Dame de Bonne Nouvelle, publicó para pedir que se devolviera el Niño Jesús robado hace unas semanas del nacimiento colocado en la iglesia:

«Alerta: robo de un lactante en Thury-Harcourt-Le Hom. El martes 27 de diciembre de 2016, en pleno día, uno o varios individuos, a modo de broma, o por falta de escrúpulos o mala intención entraron en la iglesia de Saint-Sauveur para robar un lactante acompañado de su corderito preferido, aprovechando un momento de distracción de sus padres. El lactante solamente estaba cubierto por una manta. Responde al nombre de Jesús. Sus padres, María y José, muy preocupados, piden que les sea devuelto su hijo y, si es posible, su pequeño compañero de cuatro patas en el mejor estado posible, en su domicilio o cerca de él.»

Traducido por María Arratibel
InfoCatólica

POST RELACIONADOS

Leave a Comment