Evangelio 

Evangelio del día Sábado 21 de Enero

Sábado de la segunda semana del tiempo ordinario.

Santos del día: Santa Inés Corderita, Beata Josefina de Santa Inés.

† Lectura del santo Evangelio según san Marcos 3, 20-21

En aquel tiempo, Jesús entró en una casa con sus discípulos
y acudió tanta gente, que no los dejaban ni comer. Al enterarse sus parientes, fueron a buscarlo,
pues decían que se había vuelto loco.

Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Reflexión del Papa Francisco

Jesús es nuestra paz, ¡es reconciliación! Pero esta paz no es la paz de los sepulcros, no es neutralidad. Jesús no trae neutralidad. Esta paz no es un acuerdo a cualquier precio.

Seguir a Jesús comporta renunciar al mal, al egoísmo y escoger el bien, la verdad, la justicia, también cuando ello requiere sacrificio y renuncia a los propios intereses. Y esto sí divide, lo sabemos, divide también los lazos más estrechos.

Pero atención: ¡No es Jesús el que divide! Él pone el criterio:

Vivir para sí mismos, o vivir para Dios y para los demás;
Hacerse servir, o servir;
Obedecer al propio yo, u obedecer a Dios
He aquí en qué sentido Jesús es signo de contradicción.Por lo tanto, esta palabra del Evangelio no autoriza de hecho el uso de la fuerza para difundir la fe.

Es precisamente al contrario: la verdadera fuerza del cristiano es la fuerza de la verdad y del amor, que comporta renunciar a toda violencia. Fe y violencia son incompatibles. ¡Fe y violencia son incompatibles!

En cambio fe y fortaleza van juntas.

El cristiano no es violento pero es fuerte y ¿con que fortaleza? con aquella de la mansedumbre; la fuerza de la mansedumbre, la fuerza del amor.

Queridos amigos, también entre los parientes de Jesús hubo algunos que a un cierto punto no compartieron su modo de vivir y de predicar, nos lo dice el Evangelio de Marcos (3,20-21).

Pero su Madre lo siguió siempre fielmente, teniendo fija la mirada de su corazón en Jesús, el Hijo del Altísimo, y en su misterio. Y al final, gracias también a la fe de María, los familiares de Jesús entraron a formar parte de la primera comunidad cristiana (cfr Hch 1,14).

Pidamos a María que también nos ayude a nosotros a tener la mirada bien fija en Jesús y a seguirlo siempre, también cuando cuesta. (Reflexión antes del rezo del ángelus, 18 de marzode 2013)

Oración de Sanación

Mi buen y amado Señor, quiero sentirme seguro en tu presencia que irradia paz y esperanza por doquier. Quiero ser consciente de lo preciado que soy para Ti y dejar atrás todas mis inseguridades y mis miedos.

Dame la capacidad para no dejarme llevar por comentarios hirientes, llenos de celos o envidias, que lo único que buscan es que yo pierda tu camino, pierda el rumbo a la nueva vida que Tú me has prometido.

Tú también sufriste el rechazo de tus parientes, quienes te creían un loco o fuera de sí, por el sólo hecho de derramar tu gracia sobre los que estaban necesitando de gestos de amor.

Ayúdame a enfrentar el rechazo, calumnias y falsas acusaciones. Lléname de tu alegría para responder con amabilidad en todas esas situaciones en las que, por fidelidad a tu Palabra, seré apartado y me harán tropezar.

Quiero actuar con la gracia de tu sabiduría y prudencia, es por ello que te pido que me asistas con la fuerza de tu Espíritu Santo para llevar a cabo tu obra con dignidad y valentía.

Ayúdame a tener oídos sordos a las murmuraciones, a despreciar toda palabra vana y a saber llevar los contras en mi propia familia para dar un testimonio sólido de tu amor en todo momento.

Tú eres el Dueño de todo lo que existe y confío en que me das las fuerzas para enfrentar todos los prejuicios y vencerlos en tu nombre.

Confío en que tu gracia se desborda sobre mí ahora y me la da seguridad para sobreponerme y llevar los compromisos con fe y paciencia. Amén

Propósito para hoy

Confiando en que unido a Dios todo se puede, haré una profunda oración seguiré todas las inspiraciones del Espíritu Santo.

Frase de reflexión:

“La seguridad de la fe no nos inmoviliza o encierra, sino que nos pone en camino y hace posible el testimonio y el diálogo con todos”. Papa Francisco.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment