Aborto 

Arzobispo de St Louis, EEUU, rechaza propuesta de ley favorable al aborto

Mons. Robert Carlson, Arzobispo de St Louis, Estados Unidos, realizó una fuerte crítica de una propuesta de ley local que busca elevar a la categoría de los derechos civiles la práctica del aborto, lo que pone en riesgo la libertad religiosa de las instituciones católicas. Las normas locales “deberían respetar a todas las personas, incluyendo a las mujeres que enfrentan embarazos no planeados, niños por nacer, y personas que desean vivir sus vidas de acuerdo con sus convicciones religiosas”, expresó el prelado en declaraciones reproducidas por National Catholic Register.

“La protección y cuidado de la vida humana en todos los estadios de su desarrollo desde la concepción hasta la muerte natural es un valor moral fundamental compartido por los católicos así como por muchas otras personas de fe”, agregó el Arzobispo. Si se llegara a aprobar la propuesta legal, la Comisión de Aplicación de los Derechos Civiles de la ciudad tendría jurisdicción sobre los casos de aborto y la objeción a al práctica podría ser tratado como un tema de supuesta discriminación.

Para el prelado, el texto del proyecto de ley es “vago y ambiguo” y las disposiciones del mismo podrían tener “terribles consecuencias” para las instituciones religiosas. “Por ejemplo, una escuela católico o la agencia de Catholic Charities podría ser multada por no dar empleo a una persona que promueve públicamente prácticas como el aborto”, alertó, al tiempo que citó otras implicaciones posibles, como la financiación del aborto en los planes de salud de los empleadores.

El proyecto de ley “busca hacer de St. Louis una ciudad santuario del aborto, un acto que mata niños inocentes por nacer”, denunció. “Esto no es lo que nuestra ciudad debería defender. En su lugar, St, Louis debería ser un santuario para la vida y la compasión, especialmente la compasión para con las madres y sus hijos en desarrollo”.

El prelado advirtió en todo caso que la Arquidiócesis “no puede y no va a acatar una ordenanza como la Board Bill 203 que intenta forzar a la Iglesia y a otros a convertirse en participantes involuntarios en el negocio del aborto”. La Iglesia continuará apoyando a las madres que enfrenten problemas durante su embarazo y sientan que no tienen a nadie en quién apoyarse.

Con información de National Catholic Register.
Contenido publicado en es.gaudiumpress.org

POST RELACIONADOS

Leave a Comment