Noticias 

215 millones de cristianos son perseguidos por su fe en todo el mundo

Hay 215 millones de cristianos en el mundo que sufren un grado de persecución “alto, muy alto o extremo”. Este alarmante dato aparece en el informe sobre la Lista Mundial de la Persecución 2017, elaborado por Puertas Abiertas y Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Ted Blake, responsable en España de Puertas Abiertas, ha sido el encargado de presentar el nuevo estudio. Ha querido destacar que, aunque Puertas Abiertas es una organización evangélica, la persecución que sigue siendo una dura realidad en pleno siglo XXI afecta a todo tipo de cristianos. “No solo hay persecución”, ha explicado Blake, “sino que ha aumentado en los últimos años. Es un fenómeno cada vez mayor y más insistente”.

Y es que los números que ha difundido esta mañana le dan la razón. 215 millones de cristianos que globalmente sufren alguna discriminación por sus creencias religiosas. Una cifra que equivale a uno de cada doce cristianos en el mundo.

La mitad de estos 215 millones se concentran en solo cuatro países: India, Etiopía, Nigeria y China. 100 millones de cristianos sufren por sus convicciones solo en Asia. Una tendencia ésta última que preocupa especialmente a Puertas Abiertas, ya que cinco de los países que más repentinamente han irrumpido en la Lista Mundial de Persecución (LMP) en este último año se sitúan al sureste del continente: India, Bangladesh, Laos, Bután y Vietnam.

La LMP, ha explicado Blake en su presentación, mide el efecto opresor sobre la vida de los cristianos de cuatro “motores de la persecución”. Estos son, en concreto, el fundamentalismo excluyente, el secularismo, la paranoia dictatorial y la explotación, un criterio de alta relevancia en países donde se sufre, por ejemplo, altos niveles de corrupción o crimen organizado.

El estudio calcula la persecución que sufren los miembros de las diferentes Iglesias mediante la repercusión de estos cuatro factores agravantes en cinco ámbitos de sus vidas: el privado, familiar, social, nacional y eclesial. Toma en cuenta igualmente las agresiones físicas que sufren los cristianos en sus diferentes entornos, si bien en esta ocasión Blake ha querido resaltar que en muchos países “la opresión ya incide mucho más en la persecución que la violencia”.

Con respecto al estudio del último año, ha detallado Blake, la tendencia es que otros nueve países más se han juntado a Corea del Norte en situación de persecución “extrema”. El responsable de Puertas Abiertas ha querido profundizar no solo en el caso de la dictadura de Kim Jong-un -cabeza de la lista por decimosexto año consecutivo- sino también en los de Somalia y Afganistán, números dos y tres respectivamente.

Son naciones, ha enfatizado Blake, con una estructura no tanto gubernamental sino tribal, lo que significa que la población se somete a la voluntad de los diferentes clanes, todos ellos musulmanes. “No hay juicios justos allí en estos países, con lo que los cristianos pueden ser condenados a muerte”. En Afganistán, precisamente, “muchos prefieren que un familiar se muera en vez de que se haga cristiano”.

Por su parte, Raquel Martín -responsable de comunicación de Ayuda a la Iglesia Necesitada- ha querido destacar en su presentación que el hecho de que el de Puertas Abiertas sea “un informe muy necesario y autoritativo” hizo importante que AIN lo respaldara con su apoyo este año, por primera vez en su histora. Aunque AIN -una organización católica- también realiza su propio informe sobre la libertad religiosa en el mundo, Martín ha explicado que el hecho de que la persecución no entiende de etiquetas denominacionales justifica de sobra la colaboración de las dos entidades.

“El cristianismo en general es la religión más perseguida del mundo”, ha recordado Martín. Haciendo eco de las reflexiones del Papa Francisco sobre como el odio global a los cristianos ha hecho realidad un “ecumenismo de sangre”, ha denunciado que los opresores “solo persiguen a seguidores de la Cruz y lo que representan”.

Por otra parte, no obstante -y aunque las cifras siguen siendo estremecedoras- “igual que la persecución es noticia, también debe serlo la unidad de los cristianos” en muchas partes del mundo. Un sentimiento que hace que, por ejemplo, en lugares como Irak “los hermanos evangélicos protejan a las iglesias católicas de los ataques”. Cristianos de toda estirpe, aun cuando son blancos de agresiones, muchas veces permanecen “unidos en la oración y la caridad”.

Un ejemplo alentador para todos ante la inminente Semana de Oración por la Unidad Cristiana, y más que suficiente impulso para seguir luchando por una libertad religiosa plena en el mundo.

“No hay persecución religiosa en España, pero sí algunos incidentes”

Aunque la investigación de Puertas Abiertas que hizo posible la LMP 2017 solo abarcó a 50 países donde la persecución de cristianos es especialmente preocupante, la ONG ha querido destacar que en muchas otras naciones ha habido cristianos en el último año que han sufrido opresión a raíz de su fe. Precisamente, otros 225 cristianos más perdieron su vida como consecuencia de opresión religiosa alrededor del mundo en 2016, mientras que un total de 141 iglesias fueron atacadas.

Preguntado por su opinión sobre la situación en España y en Europa más ampliamente, Blake respondió que en este país “no hay persecución, pero sí algunos incidentes”. Por un lado, preocupa la opresión que algunos refugiados al viejo continente traen consigo desde sus países de origen, y por otro la amenaza del laicismo radical que ya ha echado raíces aquí.

Sobre la intimidación a cristianos en algunos entornos de España -con colectivos que exigen el cierre de las capillas universitarias, o que se quiten símbolos religiosos de espacios públicos, o que tachan de los cristianos de intolerantes o xenófobos- Blake ha señalado que aún no le ha saltado ninguna alarma urgente. “No es actualmente una cuestión preocupante, pero esto no implica que no pueda haber situaciones preocupantes en el futuro”, ha opinado.

Por Cameron Doody
Religión Digital
} else {

POST RELACIONADOS

Leave a Comment