Editorial 

Navidad es tiempo de agradecer a Dios

Que estos días de Navidad y Año Nuevo sean de sosiego interior, vida familiar y sobre todo espiritualidad, pues es contradictorio que celebremos el nacimiento de Jesús sin paz y sin fe.

Dediquemos tiempo a la oración, a meditar, leer algo que nos inspire, compartan mucho y rían con los que aman. Antes que acabe el año, cerremos ciclos, sanemos heridas del alma y perdonemos de corazón.

Navidad es tiempo de agradecer a Dios por enviar a su hijo a morir por nosotros, que se encarnó de María Virgen,  por bendecirnos con tal muestra de sacrificio, por permitirnos celebrar una Navidad más y ser testigos de su amor.

Celebremos esta noche de amor y de unión sintiendo en sus corazones la gratitud por todo lo que nos da nuestro Padre,  recibiendo a su hijo en cada uno de nuestros hogares.

Estamos por terminar un año más, un año en el que hemos tenido experiencias buenas y también malas, situaciones que ameritaron de nosotros fe y otras en las cuales nos costó mantener la fe, pero lo más importante es saber que a pesar de todo Dios ha sido fiel.

Que esta Navidad sea el pretexto perfecto para estar unidos y que en  el 2017 Dios nos dé principalmente salud, fuerza y fe para encarar los nuevos retos a los que tendremos que enfrentarnos.

¡Feliz Navidad a todos!

Sherman Calvo
Director
Laus Deo.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment