Editorial 

En El Salvador quieren despenalizar el aborto

¿Saben cuántos abortos se realizan a diario en el mundo? Aproximadamente  cada minuto hay ochenta y cinco abortos. Ya se imaginarán cuántos se cometen durante un día a nivel mundial. Causas son variadas, algunas mujeres lo hacen por violaciones, pobreza, vergüenza, cuestiones religiosas, entre otras causas. El aborto es un tema polémico y complejo por analizar.

La presidente de la  Asamblea Legislativa Loreña Peña presentó una iniciativa de ley en donde desea se despenalice el aborto en El Salvador. Mientras tanto, en ese Órgano del Estado los diputados debaten si en el artículo 133 del Código Penal se incluyan las causas por las que no sería  penalizado el aborto. Si se despenalizara el aborto ¿Proliferaran las clínicas  abortivas o disminuyera  el aborto? Se debe pensar y analizar que a esa criatura se le está quitando la vida con alevosía y ventaja.

Lo que se discute en sí, es el aborto terapéutico, en donde se analiza cuando la vida de la madre esté en peligro; cuando una niña o mujer quede embarazada por una violación o porque el feto tenga una malformación ¿Están de acuerdo con esta iniciativa? En el mundo han nacido grandes personas, las cuales según exámenes médicos, se sabían venían con malformaciones y no se les interrumpió el derecho a nacer. En El Salvador los hermanos Schonemberg son un ejemplo. Su madre sabía que venían con problemas congénitos y, en ningún momento pensó en abortarlos.

El papa Juan Pablo II exhortó sobre  el  aborto “La vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción. Desde el primer momento de su existencia…”. “No puede haber auténtica paz sin respeto de la vida, especialmente de la inocente e indefensa como la de los niños por nacer”.

¿El aborto es cuestión legal o religiosa? Cuando una adolescente aborta, se le apunta con el dedo, se le acusa, se le hace sentir como lo peor del mundo; empero, el hombre o progenitor también tiene la culpa. A ese, no se le acusa. Es la mujer la que lleva toda la culpa. Las  consecuencias psicológicas y físicas quedan grabadas de por vida. No creo una mujer no recuerde o que su subconsciente no sea capaz de recapacitar lo que hizo.

En este mundo, en cualquier lugar recóndito o cercano, una mujer se está sacando de su vientre a un ser humano, solo cuatro paredes son los testigos de su abominable crimen ¿Acaso no saben que eso es pecado? ¿Si no tiene la capacidad económica para criar a esa criatura, por qué mejor no la dan en adopción?

La diputada Lorena Peña ha arremetido contra el diputado David Reyes y la Fundación Sí a la Vida. La presidenta  de la  Asamblea Legislativa sabe que son más las personas buenas, son más las personas que repudian el aborto. Una cosa es el aborto terapéutico y otra el aborto como tal; sin embargo, ambos son asesinatos.

¿Merece un debate serio el aborto en El Salvador? Es cuestión de unos cuantos votos para que se despenalice. Las reacciones de movimientos que protegen a la vida y los movimientos que  están a  favor del aborto están manifestándose.  Mientras el país se desangra por la barbarie de la violencia, muchas personas desean haya más sangre  al permitir el aborto sin cárcel.

Que se vayan al debate, que se tiren a la mesa todas las cartas, pero en ningún momento, creo, sea lo mejor permitir esa aberración. Al final, muchas mujeres irán a la cárcel o muchas mujeres abortarán o tirarán a la  basura a un ser viviente. Dios  es el que  está siempre observando todo lo que hacemos los seres humanos.  Esperemos ganen los diputados  que aman la vida. No al aborto.

Por Fidel López Eguizábal
Docente Investigador Universidad Francisco Gavidia
flopez@ufg.edu.sv

POST RELACIONADOS

Leave a Comment