Evangelio Home 

Evangelio del día Sábado 03 de Septiembre

Sábado de la vigésima segunda semana del tiempo ordinario

Santo del día: San Gregorio Magno I

† Lectura del santo Evangelio según San Lucas 6, 1-5.

Un sábado, en que Jesús atravesaba unos sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y, frotándolas entre las manos, las comían.
Algunos fariseos les dijeron: “¿Por qué ustedes hacen lo que no está permitido en sábado?”.
Jesús les respondió: “¿Ni siquiera han leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros tuvieron hambre,
cómo entró en la Casa de Dios y, tomando los panes de la ofrenda, que sólo pueden comer los sacerdotes, comió él y dio de comer a sus compañeros?”.
Después les dijo: “El hijo del hombre es dueño del sábado”.

Palabra del Señor. 
Gloria a ti, Señor Jesús.

Reflexión del Papa Francisco

Jesús se presenta como algo más respecto a ayer y dice: Yo soy el Señor, el Señor también del sábado. Jesús es el centro, es el Señor… Jesús es el Señor en cuanto que es Quien tiene el poder, la gloria, quien tiene la victoria. Es el único Señor.

[…] Jesús es el centro que nos regenera y nos funda en la fe. En cambio los fariseos ponían en el centro de su religiosidad muchos mandamientos. Y Jesús dice de ellos: Imponen cargas en la espalda de la gente. Si no está Jesús en el centro, hay otras cosas. Y en el día de hoy encontramos a muchos cristianos sin Cristo, sin Jesús. Por ejemplo:

1.- Los que tienen la enfermedad de los fariseos y son cristianos que ponen su fe y su religiosidad, su cristiandad, en muchos mandamientos: ¡Ah! Debo hacer esto, debo hacer lo otro. Cristianos de actitudes, o sea, que hacen cosas porque se tienen que hacer, pero en realidad no saben por qué lo hacen.

2.- Los que buscan sólo devociones, muchas devociones, pero Jesús no está. ¡Y entonces te falta algo, hermano! Te falta Jesús. Si tus devociones te llevan a Jesús, entonces bien. Pero si te quedas ahí, entonces algo no marcha.

3.- Los que buscan cosas un poco raras, un poco especiales, los que van detrás de las revelaciones privadas, mientras que la Revelación se concluyó con el Nuevo Testamento. Estos cristianos tienen el deseo de ir al espectáculo de la revelación, a oír cosas nuevas. Pero ¡toma el Evangelio!.

4.- Los que se perfuman el alma, pero no tienen virtudes porque no tienen a Jesús.

¿Cuál es entonces la regla para ser cristiano con Cristo? ¿Y cuál es el signo de que una persona es un cristiano con Cristo? Se trata de una regla muy sencilla: es valido sólo lo que te lleva a Jesús, y sólo es válido lo que viene de Jesús.

Jesús es el centro, el Señor, como Él mismo dice. Así que si algo lleva o viene de Jesús, ve adelante, pero si no viene o no lleva a Jesús, entonces es un poco peligroso. (Homilía en Santa Marta, 07 de septiembre de 2013)

Oración de Sanación

Mi Señor, quiero amarte con un amor verdadero, apasionado y fiel, un amor que me nutra y encienda la llama de tu Espíritu sobre mí para proyectar mi vida con amor, claridad, pasión y entrega. Sabes que estoy lleno de vacíos que sólo pueden ser colmados por tu presencia divina. Mis miedos, dolores, preocupaciones, y angustias, sólo se desvanecen ante la fuerza poderosa de tus palabras. Confío en que tus beneficios me llegan a diario y en todo momento, por eso no tengo que dejarme limitar por rigurosas leyes absurdas que intentan separarme tus gracias y bondades

Amado Padre, todo lo bueno que me has dado es porque Tú me lo has provisto. Gracias, por permanecer a mi lado y ayudarme en todas mis luchas y así poder trabajar duro y esforzarme por sólo aquello que me hace crecer como persona. Con tu sombra protectora haces que todas las dificultades y todos los problemas se transformen en lluvia de bendiciones que me hacen más tuyo y confirman la innegable presencia de tu poder en mi vida.

Ven, Dios mío, a ser el escudo contra los malos deseos de aquellos que no me quieren ver feliz. Ven y desintegra toda palabra destructiva y llena de odio que esté atentando contra mi vida. Tú me sostienes a diario, me vas fortaleciendo sin dejarme vencer por la tristeza y como coraza impenetrable me proteges y apartas del enemigo malo. Cuento con tu poder, con tu bendición de Padre que provee y satisface las necesidades de sus hijos. En Ti puedo descansar confiado eternamente. Amén

Propósito para hoy:

Hoy compartiré con los amigos, familiares, o en las redes sociales, algún gesto o testimonio de amor que Dios ha tenido para conmigo

Reflexionemos juntos esta frase:

“Seguir de cerca a Jesús no es fácil, porque la vía que Él elige es la vía de la cruz”. (Papa Francisco)

Jesús se presenta como algo más respecto a ayer y dice: Yo soy el Señor, el Señor también del sábado. Jesús es el centro, es el Señor… Jesús es el Señor en cuanto que es Quien tiene el poder, la gloria, quien tiene la victoria. Es el único Señor.

[…] Jesús es el centro que nos regenera y nos funda en la fe. En cambio los fariseos ponían en el centro de su religiosidad muchos mandamientos. Y Jesús dice de ellos: Imponen cargas en la espalda de la gente. Si no está Jesús en el centro, hay otras cosas. Y en el día de hoy encontramos a muchos cristianos sin Cristo, sin Jesús. Por ejemplo:

1.- Los que tienen la enfermedad de los fariseos y son cristianos que ponen su fe y su religiosidad, su cristiandad, en muchos mandamientos: ¡Ah! Debo hacer esto, debo hacer lo otro. Cristianos de actitudes, o sea, que hacen cosas porque se tienen que hacer, pero en realidad no saben por qué lo hacen.

2.- Los que buscan sólo devociones, muchas devociones, pero Jesús no está. ¡Y entonces te falta algo, hermano! Te falta Jesús. Si tus devociones te llevan a Jesús, entonces bien. Pero si te quedas ahí, entonces algo no marcha.

3.- Los que buscan cosas un poco raras, un poco especiales, los que van detrás de las revelaciones privadas, mientras que la Revelación se concluyó con el Nuevo Testamento. Estos cristianos tienen el deseo de ir al espectáculo de la revelación, a oír cosas nuevas. Pero ¡toma el Evangelio!.

4.- Los que se perfuman el alma, pero no tienen virtudes porque no tienen a Jesús.

¿Cuál es entonces la regla para ser cristiano con Cristo? ¿Y cuál es el signo de que una persona es un cristiano con Cristo? Se trata de una regla muy sencilla: es valido sólo lo que te lleva a Jesús, y sólo es válido lo que viene de Jesús.

Jesús es el centro, el Señor, como Él mismo dice. Así que si algo lleva o viene de Jesús, ve adelante, pero si no viene o no lleva a Jesús, entonces es un poco peligroso. (Homilía en Santa Marta, 07 de septiembre de 2013)

Oración de Sanación

Mi Señor, quiero amarte con un amor verdadero, apasionado y fiel, un amor que me nutra y encienda la llama de tu Espíritu sobre mí para proyectar mi vida con amor, claridad, pasión y entrega. Sabes que estoy lleno de vacíos que sólo pueden ser colmados por tu presencia divina. Mis miedos, dolores, preocupaciones, y angustias, sólo se desvanecen ante la fuerza poderosa de tus palabras. Confío en que tus beneficios me llegan a diario y en todo momento, por eso no tengo que dejarme limitar por rigurosas leyes absurdas que intentan separarme tus gracias y bondades

Amado Padre, todo lo bueno que me has dado es porque Tú me lo has provisto. Gracias, por permanecer a mi lado y ayudarme en todas mis luchas y así poder trabajar duro y esforzarme por sólo aquello que me hace crecer como persona. Con tu sombra protectora haces que todas las dificultades y todos los problemas se transformen en lluvia de bendiciones que me hacen más tuyo y confirman la innegable presencia de tu poder en mi vida.

Ven, Dios mío, a ser el escudo contra los malos deseos de aquellos que no me quieren ver feliz. Ven y desintegra toda palabra destructiva y llena de odio que esté atentando contra mi vida. Tú me sostienes a diario, me vas fortaleciendo sin dejarme vencer por la tristeza y como coraza impenetrable me proteges y apartas del enemigo malo. Cuento con tu poder, con tu bendición de Padre que provee y satisface las necesidades de sus hijos. En Ti puedo descansar confiado eternamente. Amén

Propósito para hoy:

Hoy compartiré con los amigos, familiares, o en las redes sociales, algún gesto o testimonio de amor que Dios ha tenido para conmigo

Reflexionemos juntos esta frase:

“Seguir de cerca a Jesús no es fácil, porque la vía que Él elige es la vía de la cruz”. (Papa Francisco)

POST RELACIONADOS

Leave a Comment