Noticias 

Segundo comunicado sobre la prohibición de la devoción a la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo en México

ASUNTO: SEGUNDO COMUNICADO SOBRE LA PROHIBICIÓN DE LA DEVOCIÓN A LA PRECIOSA SANGRE DE N. S. JESUCRISTO EN NUESTRA ARQUIDIÓCESIS DE MÉXICO

A los Señores Obispos Auxiliares, a los Vicarios Generales y Episcopales, A los Señores Párrocos, Administradores Parroquia/es, Rectores de Templos, Capellanes, Superiores Religiosos y Sociedades de Vida Apostólica y todos los Fieles Laicos de la Arquidiócesis de México y personas de buena voluntad.

En Circular 27/2015 del 26 de junio de 2015, se dio a conocer el COMUNICADO DE LA COMISIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE DE ESTA ARQUIDIÓCESIS PRIMADA sobre la Devoción a la Preciosa Sangre de N. S. Jesucristo y los criterios para evitar desviaciones en la vida cristiana.
Ahora se comunica que en esta Arquidiócesis Primada de México, ESTÁ TERMINANTEMENTE PROHIBIDA la literatura, iconografía y doctrina de la “Devoción a la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo” venida de Olo, Nigeria, por las siguientes razones:

  1. Afirma que la Iglesia Católica está “Embriagada con hiel y amargura” (p. 641) y que ya no se puede confiar en ella porque:
    a) Saboteadores subversivos (masones) se han infiltrado en ella y han cambiado, y siguen cambiando, el Magisterio infalible de la Iglesia (p. 15 – 16).
    b) El Papa está bajo la influencia del demonio (p. 18, 63; cf. P. 61), porque “en la Sede de Pedro” el demonio “ha levantado el trono de su abominable impiedad” (p. 64).
  2. Dice que dicha infiltración se hizo para preparar la “apostasía final” mencionada en Dn 9, 21; Mt 24, 15 y 2Ts 2, 3. (p. 15 – 16).
  3. Sostiene que quien siga a la Iglesia Católica como actualmente se encuentra muy probablemente “terminará en el infierno”, dado que “toda clase de evangelios están siendo predicados aún [sic] dentro del catolicismo” (p. 18). Según sus autores, esta devoción es para no perder la verdadera fe durante la Tribulación actual. No es para llevar un proceso de conversión que lleve a vivir las obras de misericordia.
  4. Presenta una devoción a la Preciosa Sangre totalmente ajena a la auténtica devoción ya secular en la Iglesia promovida por santos como San Gaspar el Búfalo, San Juan XIII, etc.
  5. Dice que el rezo de sus oraciones hace que “la Hora del Reino en la tierra venga más pronto” (p. 58), por lo que pasan por alto que el Reino de Dios ya llegó con Jesucristo (Catecismo nn. 541- 556) y que la salvación ha sido ya realizada por su Misterio Pascual.
  6. Afirma que si no se recibe el misterioso “Gran Sello de la Preciosa Sangre”, recibirá “el sello del enemigo, el 666” (p. 16). Este Sello se presenta como un pseudo-sacramento de naturaleza esotérica que concede la gracia santificante (p. 90), la presencia verdadera de Jesús “en [los] corazones” (p. 88), y la “gloria” divina (p. 90). Los ministros de este pseudo-sacramento, afirma, no son los sacerdotes, sino los mismos “ángeles de Dios” (p. 88).
  7. Presenta a este “Gran Sello” como superior a todas las devociones de la Iglesia, a todos sus sacramentos e incluso a la misma Iglesia. Promueven un reino puramente terreno que consistirá en la reunión de todas las tribus de Jacob en un “nuevo Israel”, una nueva Iglesia cuyo inicio se ha dado ya en Ola, Nigeria (p. 16).
  8. Por ministerio la aprobación de supuestas apariciones y revelaciones compete al Ordinario del lugar donde se dieron (cf. Congregación para la Doctrina de la Fe: Normas sobre el modo de proceder en el discernimiento de presuntas Apariciones y Revelaciones, aprobado por Pablo VI en 1978). El Ordinario, en ese entonces, Mons. Anthony Gbuji, Obispo de Enugu, Nigeria, no solo NO aprobó la doctrina derivada de las supuestas apariciones a Bernabé Nwoye, sino que las prohibió, pidiendo a todos los seguidores de esta devoción en su Diócesis que obedecieran al Obispo.

Por todo lo anterior, no se puede considerar que esta devoción esté en consonancia con el Magisterio de la Iglesia Católica y siendo una obligación del Pastor que las oraciones y prácticas piadosas y sagradas del Pueblo Cristiano estén en plena conformidad con las normas de la misma Iglesia (cfr. 839 § 2), ESTÁ TERMINANTEMENTE PROHIBIDA la literatura, iconografía y doctrina de la “Devoción a la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo” venida de Olo, Nigeria, a fin de tutelar la fe y correcta devoción de todo fiel cristiano.

  1. Lo que comunico para los efectos consiguientes.

PBRO. JOSÉ V. ORTÍZ MONTES, CCR
Canciller

___________________________________
1 Los números se refieren a las páginas del libro: Devoción a la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo. La devoción más grande de nuestro tiempo. Editado por Queenship Publishing Company, Goleta, CA, USA. 106 págs.

POST RELACIONADOS

Leave a Comment