Home Noticias 

Papa Francisco nombra a Escobar Aguilar nuevo obispo de Chalatenango

Esta mañana, se dio a conocer en primicia, que recién fue nombrado por el Papa Francisco el P. Oswaldo Estéfano Escobar Aguilar, de la orden de los Carmelitas Descalzos, como nuevo Obispo de Chalatenango, departamento de El Salvador.

13669051_1081899765228330_4477136239864573582_n

El P. Escobar Aguilar se desempeña hasta el momento como Presidente de la Conferencia de Religiosos de El Salvador (Confres)

El obispo electo nació el 20 de mayo de 1968 en el cantón de Chiapas, Diócesis de Chalatenango. Al término de sus estudios ingresó en el noviciado de la orden de los Carmelitas Descalzos en Guatemala. Ingreso a la orden de Carmelitas Descalzos en febrero de 1988.
Efectuó su profesión solemne el 14 de diciembre de 1995.

Estudió Filosofía y Teología en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala y obtuvo una maestría en Mística y Espiritualidad en el Centro Internacional Teresiano de Ávila (España). Posteriormente se licenció en Teología Espiritual en la Pontificia Facultad del Teresianum de Roma (2007-2008).

Fue ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1996. Se ha desempeñado como prior y formador postulante en San Ramón, Alajuela (Costa Rica); prior y formador de estudiantes de Filosofía en Guatemala y párroco de Lapeterique (Honduras).

Fue elegido superior provincial de los carmelitas descalzos en Centroamérica en 2013, y desde 2014 se desempeña como Presidente de la Conferencia de Religiosos de El Salvador.

De igual forma ha desempeñado otras funciones como:

  1. Catedrático de dirección espiritual, discernimiento y teología espiritual en las Universidades Rafael Landivar, Universidad Mesoamericana y en el Instituto de Ciencias Religiosas en Guatemala.
  2. Director espiritual de sacerdotes, seminaristas, religiosas tanto de vida activa como contemplativa.
  3. Fundador y directos de la Escuela de Oración Teresiana “Padrenuestro” en Guatemala.
  4. Predicador de ejercicios espirituales a sacerdotes y religiosos.
  5. Articulista y escritos de libes de espiritualidad teresiana.

Como Laus Deo, pedimos sus oraciones por este nuevo llamado y que el Espíritu Santo siga llenando su corazón y encienda cada vez en él, el fuego del amor de Dio y reviva en él los frutos y dones que han sellado su alma tres veces: en su bautismo, en su confirmación y en su ordenación sacerdotal.

Laus Deo
Alabado sea Dios

POST RELACIONADOS

Leave a Comment