Editorial 

Mercadeando con los ataques a la fe

Por enésima vez surge una marca que, por fines comerciales, busca escandalizar a través de imágenes de homosexualidad, violencia y ataque a la Iglesia. En el típico juego de “tiro una piedra y si me dicen algo grito que no tienen tolerancia”. Empecemos aclarando que ninguna marca líder en su categoría se atrevería a buscar el camino de escandalizar para conseguir ser vista, ¡siempre lo hacen los terceros o cuartos puestos!, es decir, las marcas mas necesitadas de atención y mas sensibles a las variaciones financieras.

El problema es que nos hemos acostumbrado a ser tratados como simples consumidores olvidando que somos “consumidores cristianos” (por ilógico que suene). El único modo que fracasen los que tienen la tentación de usar imágenes contrarias a nuestra moral cristiana es tocándoles el bolsillo. Darles “dislikes” a sus videos no sirve ¡usted se convierte en una persona mas que vio su basura!. Poner el link de sus anuncios en redes sociales diciendo: “miren lo aberrante que han hecho” lo único que hace es esparcir SU mensaje. A ellos no les importa si usted habla mal o bien de su campaña, les interesa que hable, lo que sea pero que hable. Mientras mas gente hable, comente y discuta mejor. ¿Quiere que al próximo gerente de país al que le digan que x campaña anti valores funcionó se lo piense dos veces o al menos pueda poner de ejemplo el fracaso de la actual campaña?, entonces:  ¡ignórelos y haga un ejercicio de coherencia!.

Ser coherente con la fe es dejar de usar la marca que atenta contra sus valores. Si es dueño de empresa y usa esa marca deje de usarla y pase su consumo a otra. ¿Se acuerda que los líderes de categoría no buscan el escándalo? ¿que cree que le pasa a una marca que lucha por subir cuando pierde el 15-20{877fa90fb66d13693bfcb7b05cf413ae046a24ac160df0ab17629c38bb23c4c7} de sus consumidores? tiembla, ¡deje de consumir esa marca!.

Tiene que tener un precio el usar la burla a la fe con propósitos comerciales. ¿Porque no hacen eso con los musulmanes? ¡por que los atacan con violencia! Nosotros por nuestra fe no podemos contraatacar de esa manera pero eso no implica que usted no vea que con cada centavo que consume de sus marcas les esta ayudando a propagar su mensaje y a alentarlos a seguir usando mensajes de ese tipo.

Cuando el consumidor toma el poder de su consumo, y decide inteligentemente a quien le compra, obliga a las empresas irreverentes a que empiecen a evaluar bien que dicen y como lo dicen. Usted y yo decidimos si esto continua o se detiene de una manera que se vuelva antecedente para el futuro.

Por: CristhianP
cristhianpblog@gmail.com

POST RELACIONADOS

Leave a Comment