Aborto 

La Justicia de EEUU da la razón a los hospitales católicos ante las denuncias del lobby abortista

Una organización cristiana no puede ser obligada a violar su libertad de conciencia.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ha perdido la demanda contra el grupo de hospitales católicos, Trinity Health Corporation por su negativa a realizar abortos. El juez ha dictaminado a favor de los centros médicos católicos porque afirma que “una organización cristiana no puede ser obligada a violar su libertad de conciencia”, según publica LifeSiteNews.

Además, el juez del Tribunal Supremo de Michigan ha desestimado la demanda alegando que este lobby carece de legitimación alguna para demandar.

La denuncia de la organización proabortista afirmaba que “las embarazadas a las que no se les permite abortar, se les está privando de sus derechos médicos y pueden sufrir consecuencias sanitarias”.

“La ley federal prohíbe directamente que el gobierno amenace a ningún profesional a saltarse sus códigos éticos o religiosos”

Sin embargo, el bufete de abogados cristianos Alliance Defending Freedom que defiende al grupo de hospitales católicos, que opera 86 centros de salud en 21 estados de Estados Unidos, ha afirmado que “la ley federal prohíbe directamente que el gobierno amenace a ningún profesional a saltarse sus códigos éticos o religiosos”.

La demanda se inició por la queja de cinco mujeres que sufrieron ruptura prematura de membranas durante el embarazo y cuyos médicos se negaron a realizar abortos. Sin embargo, desde el hospital aseguran que existen posibilidades que el bebé pueda sobrevivir, por lo que el aborto les estaría negando la vida.

El lobby ha demandado a otros centros católicos

Aun así, la Unión Americana de Libertades Civiles,  organización que apoya abiertamente a colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) tiene un largo historial de demandas presentadas contra centros cristianos. En 2013 ya demandó por negligencia médica, al Consejo Episcopal de Estados Unidos (USCCB) al negarse que sus hospitales realizaran abortos.

En enero de 2016, también demandó al hospital Mercy Medical por negarse a practicar una esterilización contra una mujer transexual.

No obstante, ningún juez le ha dado la razón en ninguna de sus demandas y durante el juicio contra Trinity Health Corporation, el juez afirmó que carece de legitimidad jurídica para demandar la libertad de conciencia de colectivos que no comparten sus ideales.

Por Beatriz De la Rosa

POST RELACIONADOS

Leave a Comment