Home Noticias 

Iron Maiden: los heraldos de la Bestia

Un grupo que fue el lider del Heavy Metal de los años ochentas, cabeza de una nueva invasión británica y que daría mucho para el escándalo con sus letras provocativamente diabólicas y el arte de sus carátulas de corte violento: Iron Maiden, rock pesado y diabólico.

La banda se formó en 1975 en Inglaterra pero sus primeros años pasaron sin pena ni gloria; cambios de integrantes y ni una sola canción grabada. Su primer éxito se dió en 1978 (fue muy marginal) y el primer album, Metal for Muthas, salió a la venta hasta 1980.

El origen del nombre del grupo no es muy claro: por una parte se afirma que Steve Harris, el bajista y fundador de la agrupación, lo tomó de la película El Hombre de la Máscara de Hierro (la versión de ese entonces) aunque al parecer podría venir del instrumento de tortura del mismo nombre (una especie de sarcófago donde se encerraba al torturado y desde afuera se le encajaban dagas y otras cosas filosas.

Ese mismo año publicaron el album Iron Maiden, su verdadero debut a la fama internacional, que incluía los éxitos Running Free, Transylvania, Phantom of the Opera y Sanctuary. A partir de ese momento el grupo se puso a la cabeza de un renovado movimiento Heavy Metal llamado la nueva ola británica.

The number of the beast 666, llamado así por su canción principal la cual era de un corte definitivamente diabólico.

The number of the beast

La clasificación del Rock como algo diabólico y anti-cristiano: desde la declaración de John Lennon diciendo que los Beatles eran más famosos que Cristo hasta la supuesta utilización de suelas con crucifijos (para pisar de manera permanente al mesías) por parte de Kiss, para los profesores de religión el Rock era lo más terrible que le había pasado al cristianismo desde las invasiones moras.

Por supuesto que la aparición de un grupo francamente diabólico, que habla sobre la reaparición del anticristo y en el que en su portada aparece el mismísimo chamuco fue un escándalo. Un escándalo!!!

A los católicos no nos queda más que orar… Unámonos en oración:

Intercede pidiendo que la Luz del evangelio haga retroceder las tinieblas y la ceguera espiritual presente en tu nación (1ra Epístola de San Juan 2.8).

Ora por la cosecha espiritual de las naciones. Escoge las naciones que Dios haya puesto en tu corazón mediante un interés por los noticieros o informes que hayas recibido (Mateo 28.19; 1 Timoteo 2.2).

Pide al Señor de La Cosecha que envíe obreros capacitados con autoridad espiritual y con el discernimiento necesario para llevar a cabo la obra en estas naciones. Prepárate para responder al llamado del Señor como respuesta a tu propia oración (Mateo 9.36 – 10.1).

Ora dando gracias al Señor por el velo rasgado y como consecuencia el acceso directo al Trono de La Gracia mediante un nuevo camino (Hebreos 10.19-22).

Ora por tu familia, tus amigos y conocidos que todavía falten para entrar al trono de la gracia y conocer al Señor de la gracia (Hechos 10. 1-6).

Pide para que seas un canal de la justicia en Cristo mediante el perdón, la sanidad física y emocional, y la compasión hacia los necesitados que te rodeen (Isaías 1.15-18)

POST RELACIONADOS

Leave a Comment