Fe 

Él unge mi cabeza con aceite

Debo admitir que siempre me pregunté qué significaba este versículo del Salmo 23. Pensé que “Él unge mi cabeza con aceite” era un lenguaje figurado que significaba que Dios mantenía saludable al salmista. Nunca supe esté paralelo.

“Unges mi cabeza con aceite”

A menudo las ovejas quedan con sus cabezas atrapadas en zarzas y mueren tratando de desenredarse. Y hay moscas horribles que les gusta atormentar a las ovejas al poner huevos en sus fosas nasales que luego se convierten en gusanos e impulsan las ovejas a golpear sus cabezas contra las rocas, a veces hasta la muerte. Sus oídos y ojos también son susceptibles al tormento de los insectos. Entonces el pastor unge toda la cabeza de la oveja con aceite. Y así de esa forma la oveja logra tener paz. Ese aceite forma una barrera de protección contra el mal que trata de destruirlas.

¿Tenés momentos de tormento mental? ¿Los pensamientos preocupantes invaden tu mente una y otra vez? ¿Te golpeás la cabeza contra la pared tratando de detenerlos? ¿Alguna vez le has pedido a Dios que ungiera tu cabeza con aceite?

¡Él tiene un suministro infinito! ¡Su aceite protege y hace posible que puedas fijar tu corazón, mente y ojos en Él…hoy y siempre! ¡Hay paz en el valle! ¡Que nuestro buen Padre unja tu cabeza con aceite hoy para que tu copa rebose de bendiciones! ¡Dios es bueno y es fiel!

 

Colaboración de Nora de Robles de Costa Rica.

POST RELACIONADOS